El premio Torres de Cáceres

ANTONIO BUENO FLORES

En 2011, convocados por César Ráez, nos reunimos un grupo de personas preocupadas por la situación de nuestra capital. En 2012 se fundó la Asociación que tenía como finalidad la promoción interna y externa de la ciudad (no sólo la Ciudad Antigua), presentando reivindicaciones de la sociedad civil a las autoridades y en los medios de comunicación y premiando a quienes realizaran actividades en favor del patrimonio cacereño, el turismo, la gastronomía o el estudio y difusión de nuestros valores, para que sirvieran de ejemplo y animaran a otros a seguir su camino.

En 2013, el premio se otorgó al Sr. Vizconde de Roda, con mención especial al Restaurante Torre de Sande y al Castillo de la Arguijuela de Abajo. Valoramos la restauración realizada y la apertura al público de unas magníficas instalaciones.

En 2014, el premio recayó en la Fundación Mercedes Calles-Carlos Ballestero, por los mismos motivos. Realiza notables actividades culturales.

En 2015, concedimos el premio al arquitecto D. Miguel Matas Cascos por su labor de estudioso y docente, además de las rehabilitaciones que ha dirigido en su larga y brillante trayectoria profesional.

En 2016, el premio recayó en la Unión de Cofradías por el cuidado con que conservan las imágenes artísticas y por su contribución al turismo.

En 2017, otorgamos el premio al CEFOT nº 1 por la conservación del Palacio de las Cigüeñas, su apertura al público y por la difusión que hacen de la ciudad a través de sus alumnos aspirantes a soldados.

En 2018, el premio, a título póstumo, se lo entregamos a los hijos de D. Carlos Callejo Serrano, descubridor para la Ciencia de la Cueva de Maltravieso, y estudioso de nuestra Ciudad Antigua.

En 2019, lo vamos a entregar el próximo 13 de septiembre, en el Palacio de los Golfines de Abajo, a la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, por la restauración del Palacio y por las actividades que realiza.