Cs pone condiciones a su socio y pide el 'número dos' del futuro gobierno de Cáceres

Imagen tomada el día 27 de mayo, tras las elecciones municipales. /Jorge Rey
Imagen tomada el día 27 de mayo, tras las elecciones municipales. / Jorge Rey

La alcaldesa y el resto de los partidos critican la actitud de la formación naranja al mantener la incertidumbre hasta el último momento

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Ciudadanos pone condiciones para elegir socio en una coalición de Gobierno durante los próximos cuatro años. Su candidato, Francisco Alcántara, se reserva el puesto de primer teniente de alcalde en el futuro Ejecutivo, cuya composición se alarga, según él, no por razones estratégicas de su partido o porque todo dependa de la decisión de sus órganos nacionales, en especial del llamado Comité de Pactos. «No solo somos nosotros. PP y PSOE también tienen sus dependencias a nivel nacional. No tienen tanta autonomía para decidir como se está diciendo», aclaró a este diario el empresario cacereño. Alcántara esperaba anoche una llamada sobre la propuesta que ha trasladado a su posible socio, aunque no quiso aclarar si había sido a PSOE o PP. Fuentes del partido de Albert Rivera informaron a HOY que esa última propuesta se había hecho llegar al PSOE, aunque desde las filas que lidera Luis Salaya no solo se desmiente sino que a la vez se critica esa actitud de Cs que ha llevado las negociaciones hasta unas pocas horas antes de la misma investidura.

En esta misma línea se han expresado el resto de los partidos, desde el PP a Podemos. La portavoz de esta última formación, Consolación López Balset, ya agradeció esta misma semana no estar participando del espectáculo «mediático» de unas negociaciones para dirigir el Ayuntamiento cuyo fondo no comparte. En el PP la postura es similar. Su portavoz y candidato, Rafael Mateos, cree que no existía ninguna necesidad de mantener en vilo a los dos principales partidos y a sus dirigentes, al igual que a los propios cacereños. Mateos aclaró que si el elegido para ocupar la alcaldía es Luis Salaya le felicitaría y pasaría automáticamente a liderar la oposición en el Consistorio para dar normalidad a la situación. Un alto dirigente popular reconocía por la noche no haber visto en años lo que se está viviendo estos días.

Desde el PSOE indicaban ayer por la tarde que todo seguía «igual». Su punto de vista es que carece de toda lógica la postura de Cs de alargar el proceso, a no ser que se pretenda obtener el mayor rédito político de la coyuntura política municipal que ha surgido de los resultados de los comicios del 26-M. Ciudadanos tiene la llave de la gobernabilidad y el uso que haga de la misma ha mantenido en un estado de incertidumbre a PSOE y PP. En el grupo socialista inciden en que no les había llegado ninguna propuesta de última hora. Tanto el paquete de medidas programáticas como las cuatro concejalías que quiere ocupar la formación naranja no son obstáculo para formar ese posible gobierno. Cs reclama dirigir las áreas de Patrimonio Cultural y Artístico, Economía, Deporte y Ocio y Recursos Humanos. «Estamos analizando la situación. Mañana hablamos», se limitaron a reseñar desde las filas socialista. Para hoy está prevista una rueda de prensa. La secretaria general local, Belén Fernández, y Francisco Alcántara coincidieron ayer en la cena de los rotarios.

Alcántara: «Nosotros no estamos retrasando nada. PP y PSOE también tienen dependencias nacionales»

La apuesta por el PSOE se consideraba más viable en Cs a nivel local que un acuerdo a tres bandas con PP y Vox. Además ese acuerdo de gobierno daría más estabilidad que otro con un PP mucho más debilitado por el resultado electoral. Rafael Mateos ya cuestionó en la última reunión del pasado miércoles entre ambos partidos que Cs reclame la concejalía de Economía cuando el PP cuenta con activos como María Guardiola o Elena Manzano cuya capacidad profesional, sostiene, es sobresaliente. Ayer Cs no descartaba al PP para la alcaldía pero introducía la baza de Badajoz, a cuyo bastón de mando no renuncia. El PP advierte que no habrá cambio de cromos entre capitales.

El candidato de Ciudadanos insistió en que espera que no sea necesario llegar al último momento. Las negociaciones han estado condicionadas en todo momento por Madrid, lo que ha incluido los ayuntamientos de Cáceres y también el de Badajoz en una especie de puzzle nacional. En el partido de Albert Rivera el «socio preferente» era el PP, un condicionante que ha pesado en Cáceres. Curiosamente, fue la propia alcaldesa, Elena Nevado, la que criticó ayer también que decisiones que se toman en Madrid estén afectado a la ciudad de manera negativa. La negociación no avanza, dijo, porque el comité de pactos de Cs «está tomando esas decisiones y acuerdos», aunque se mostró convencida de que si se respeta esa mayoría de centro derecha «Rafael Mateos será el alcalde el próximo sábado».