«Una plaza de garaje en Cáceres es más rentable que en el barrio de Salamanca»

M. M. N.CÁCERES.

«La crisis fue magnificada por decisiones políticas y financieras equivocadas». Es el punto de vista de Rodolfo Orantos, director de Pronorba, que sugiere que si se hubiese ayudado de algún modo al sector como se hizo con los bancos se habría evitado la desaparición de 1,5 millones de empleos. De algún modo, avala la posición que ya ha ido avanzando el presidente del colegio de agentes inmobiliarios, Francisco Marroquín, para quien los indicios de recuperación han sido la mejor señal de haber tocado suelo.

A la compra en efectivo, el aumento de la hipotecas y las ventas se añade la compra sobre plano, algo impensable con la crisis. «Hemos vendido un 50 por ciento sobre pleno, un dato magnífico», incide Orantos sobre su ultima promoción. Los casi 81 millones de euros en préstamos que se han firmado de enero a junio, aunque arrojan la cifra más alta de los últimos años, siguen lejos de los tiempos anteriores a la crisis, por ejemplo, en 2003 con más de 190 millones. La hipoteca media actual es de 81.000 euros. Hace 16 año solo era de 66.000. El tipo de vivienda que se demanda es de unos 100 metros, con trastero y garaje. Precisamente a ello hace alusión en sus explicaciones Rodolfo Orantos. Defiende que Cáceres cuenta con lo que denomina su «pequeña milla de oro», lo que permite obtener «máximas rentabilidades». «Una plaza de garaje en alquiler en Cáceres es más rentable que en el barrio de Salamanca de Madrid, pero los grandes inversores se deslumbran por las grandes capitales», lamenta. Cree que la ciudad tiene un mercado «especial» de segunda mano que se vincula a personas de la provincia y el colectivo de estudiantes.

Además, considera que aún debe verse reflejado el impacto del tren de alta velocidad que viene. Viajar Madrid o Lisboa en menos de dos horas, apunta, también revalorizará las viviendas del entorno.