Plantean una expropiación millonaria porque el tren devalúa una urbanización

M. M. N. CÁCERES.

Entre los requerimientos que la promotora Pronorba ha hecho a Adif figura el impacto negativo que el nuevo trazado ferroviario tendrá sobre uno de sus proyectos inmobiliarios en la capital. La urbanización Sierra de San Pedro se diseñó con una actuación de casi 300.000 metros cuadrados, con unos 70.000 de viales y accesos. La manzana 14 tiene una edificabilidad máxima de 15.735 metros cuadrados. Con la modificación del proyecto, Adif acerca la vía a la futura promoción «lo que hace que pierda un enorme valor comercial, motivado principalmente por el aumento de ruido, vibraciones, ambiental...», se explica.

Esa afección provoca, en esencia, una notable disminución del valor de la manzana. Por este motivo, la empresa promotora admite que se reserva «el derecho de solicitar que la expropiación se amplíe a la totalidad de la manzana proyectada por resultar antieconómica». No hay decisión tomada, pero el primer paso, tal y como consta en el documento remitido, sería solicitar el valor de mercado sobre la base de tasaciones homologadas por el Banco de España.

El cálculo se basa en la «edificabilidad asignada, más de 100 euros por metro cuadrado», se concluye. Según esto, solo para esa parte del terreno el coste sería de más de un millón y medio de euros. «No solemos tener datos de las alegaciones y de las resoluciones», señalan desde el administrador ferroviario sobre esta alegación. En otra parte del expediente, Pronorba propone un cambio que considera positivo, con aportación del terreno necesario para facilitar «una conexiónde la urbanización de La Cañada con la urbanización Sierra de San Pedro, ahora inexistente».