Planetas, estrellas y lluvia de meteoros en el cielo cacereño

Concentración en el aeródromo de la Cervera durante la madrugada del domingo. :: l. cordero/
Concentración en el aeródromo de la Cervera durante la madrugada del domingo. :: l. cordero

Aficionados a la astronomía se concentraron la madrugada del domingo en la Cervera para vivir la noche de las perseidas

REDACCIÓN CÁCERES.

Si Extremadura es uno de los destinos de turismo astronómico por excelencia, Cáceres y sus alrededores no lo son menos. Como cada año por estas fechas, aficionados a la astronomía y a la fotografía no dejaron pasar la oportunidad de desplazarse durante este pasado fin de semana a las afueras de la capital para disfrutar en todo su esplendor de las perseidas, la emblemática lluvia de estrellas que puntualmente hace su aparición cada verano, especialmente entre las noches del 11 y el 13 de agosto.

Enclaves como el Portanchito, las inmediaciones del embalse del Guadiloba o el aeródromo de la Cervera, escenarios todos ellos con baja contaminación lumínica e ideales para la contemplación del cielo, dieron cobijo a profesionales y aficionados con el nexo común de la más antigua de las ciencias. Y es que ya desde tiempos remotos, como si de un infinito criptograma se tratase, la lectura del cielo ha sido utilizada por las diferentes civilizaciones para estructurar las estaciones.

Además de la lluvia de meteoros, el firmamento cacereño brindó a los trasnochadores una sublime Vía Láctea, ya que durante estos días atraviesa el cielo en su totalidad. Durante la noche del sábado al domingo, el ambiente despejado también permitió la observación de Venus, Júpiter, Saturno y Marte, especialmente justo después de anochecer.

Armados con potentes equipos en algunos de los casos, alrededor de una quincena de personas se dieron cita en la Cervera durante la madrugada del domingo para compartir la noche de las perseidas. No faltaron los telescopios ni los punteros láser ideados específicamente para cuestiones astronómicas y mediante los cuales se puede apuntar hacia las estrellas o planetas, como es el caso de la imagen que ilustra esta información, en la que se adivina el planeta Marte.

Aunque ya en menor medida, los más rezagados todavía podrán disfrutar durante esta próxima noche de la lluvia de meteoros, ya que las previsiones meteorológicas anuncian para la madrugada del martes cielos despejados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos