Las piscinas pierden tirón en Cáceres

Cáceres el Viejo. Bañistas en la piscina del complejo deportivo Ramos Guija el pasado miércoles festivo. :: lorenzo cordero/
Cáceres el Viejo. Bañistas en la piscina del complejo deportivo Ramos Guija el pasado miércoles festivo. :: lorenzo cordero

El balance a mitad de temporada en las municipales se salda con 8.000 bañistas menos

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Nadie se atrevería a afirmarlo, pero las piscinas municipales han perdido parte de su gran tirón este verano. Al menos así ha sido en la primera parte del mismo, desde su apertura el pasado 15 de junio hasta el 31 de julio. En ese tiempo estuvieron abiertas las que gestiona Conyser, la concesionaria municipal. Son las de San Jorge, en la barriada de Pinilla, Aldea Moret, Cáceres el Viejo, Parque del Príncipe y Valdesalor. Se produce una caída de usuarios notable, tanto que ronda los 8.000 menos con respecto al mismo periodo del año anterior. Los datos son oficiales, facilitados desde el propio Ayuntamiento con un desglose completo por cada recinto. Las bajas temperaturas, inferiores a la media en esa época del año, parece la causa más lógica de un bajón que se suma al que ya se produjo en el balance definitivo de 2017 en comparación con 2016.

Más información

La estadística es reveladora. La del Parque del Príncipe continúa siendo la piscina favorita de los cacereños. En 2017, entre junio y julio, acudieron a bañarse en ella 17.724 personas. Esta temporada de baños han sido algunas menos. Exactamente 1.583 menos. El descenso ronda el 9%. Si se echa la vista aún más atrás, en 2016 se superaron los 21.200 bañistas. También con cifras relativas a junio y julio, en Cáceres el Viejo la pendiente hacia abajo prosigue. Fueron casi 17.000 usuarios en 2017 y ahora se queda en 14.405. Esa pérdida es todavía más acusada, puesto que se eleva al 15% y roza los 2.600 bañistas. En Cáceres el Viejo se bañaron en junio y julio de 2016 casi 22.000 cacereños.

Se da la circunstancia, además, de que esa instalación es la primera que abre. La situación ilustra lo ocurrido en la primera parte del verano.

Cáceres es la ciudad extremeña que más piscinas municipales tiene, recuerda el Ayuntamiento

El Ayuntamiento adelantó la apertura al 31 de mayo. Al menos ese fue el anuncio que hizo, aunque no se llegó a materializar. y no porque fallase la infraestructura o los cálculos fuesen erróneos. Simplemente no acompañó la climatología. El inicio de la temporada se retrasó unos días, hasta el 5 de junio.

«Cáceres es la ciudad de Extremadura que más piscinas municipales tiene», presumía el pasado lunes ante los niños de los campamentos urbanos el alcalde en funciones, Rafael Mateos. Lo cierto es que la oferta se multiplica, pero este año con números a la baja en cuanto a su utilización. No se incluye en la comparativa Aldea Moret, al no haberse facilitado los datos.

Especialmente llamativo es el caso de la piscina de San Jorge, que pierde 3.169 bañistas, lo que supone un 33%. Se queda en 6.396, mientras que Valdesalor llega a 5.085 con una bajada de 541 (9%).

Falta saber si la ola de calor del mes de agosto ha compensado la estadística. Hasta julio, las piscinas municipales estuvieron de capa caída.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos