Piden que la cárcel vieja sea bien cultural, pero aún sigue a la venta

Instalaciones de Cáceres I, cerradas, en la avenida de Héroes de Baler. :: armando méndez/
Instalaciones de Cáceres I, cerradas, en la avenida de Héroes de Baler. :: armando méndez

«Es un sitio histórico que sobrepasa los límites de la ciudad», afirma la presidenta de Amececa en el escrito que ha enviado a la Junta

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

La cárcel vieja vuelve a estar en la agenda política. El empeño corresponde a la Asociación Memorial en el cementerio de Cáceres (Amececa). En un escrito enviado a la Junta de Extremadura el pasado 22 de noviembre y firmado por su presidenta se solicita que la antigua prisión provincial de Héroes de Baler sea declarada bien de interés cultural (BIC). El documento recuerda las característica del inmueble, que se comenzó a construir en 1934 «gracias al empeño», se resalta, del alcalde y diputado Antonio Canales. Se trata de una construcción hoy abandonada, de 10.300 metros cuadrados y que, sin embargo, la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) mantiene a la venta pese a que el Ayuntamiento ha hecho ya los trámites para su cesión gratuita.

En una moción aprobada por unanimidad en el pleno municipal de abril de 2016 se apostó por hacer un estudio de viabilidad y de usos. La propia alcaldesa aludió meses antes a un proyecto para incluir el archivo y una biblioteca pública.

No obstante, el coste de la rehabilitación se calcula en unos 12 millones. El inmueble se valora en cinco, pero la SIEP no hace mención a su precio. Lo mantiene en su oferta inmobiliaria como un «edificio catalogado y calificado como equipamiento municipal» en suelo urbano no consolidado. El PSOE ha venido reclamando que desde el Ministerio el Interior se renuncie a su enajenación y CáceresTú plantea un proceso de participación ciudadana para decidir qué se hace allí.

Fuentes municipales consultadas ayer admiten que el plan para rehabilitar el inmueble se encuentra en estado incipiente y ni siquiera se considera una prioridad por el coste millonario que conlleva. Amececa se dirige a la Consejería de Cultura para que la cárcel vieja sea declarada BIC por la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural. En la actualidad, forma parte del catálogo de bienes protegidos dentro del Plan General Municipal.

Fue «un hito en la época» tanto por las características arquitectónicas como «por el avance social que suponía sacar a los presos y presas de la miseria y el hacinamiento en el que se encontraban en la antigua prisión de la Audiencia!», explica la presidenta de Amececa en su escrito. María Jesús Criado habla de «un edificio con un enorme significado histórico» que en estos momentos sufre «deterioro, desmantelamiento y decrepitud».

«Es un sitio histórico que sobrepasa los límites de la ciudad porque albergó presos y presas de todo el país», resume. Amececa ya ha propuesto que se transforme en un centro cultural y solidario.

 

Fotos

Vídeos