Las peticiones de los vecinos a Salaya

Los vecinos del Residencial Universidad se quejan del estado del pavimento, con baches. :: l. cordero/
Los vecinos del Residencial Universidad se quejan del estado del pavimento, con baches. :: l. cordero

Las barriadas repasan su lista de demandas al nuevo Gobierno municipal, desde la conexión peatonal de La Cañada al pabellón de Cáceres el Viejo o cuestiones como el bus, la limpieza o la accesibilidad | El alcalde pretende tener un contacto «permanente» con los colectivos vecinales, que no quieren que sus reivindicaciones caigan en el olvido

CRISTINA SÁNCHEZCÁCERES.

Tras la toma de posesión del nuevo Gobierno local, los presidentes de las diferentes asociaciones vecinales se han puesto en marcha para transmitir al Ayuntamiento sus propuestas sobre la mejora de los barrios.

En una reunión celebrada el pasado día 2, la Agrupación Vecinal repasó con el alcalde, Luis Salaya, las principales peticiones de los barrios, entre las que destacaron temas como la accesibilidad, el mantenimiento de las calles o las comunicaciones del autobús urbano.

En la Mejostilla, la principal petición tiene que ver con retomar el plan de recuperación integral que se planteó hace tiempo en el Pleno del Ayuntamiento. Antonio Pino, miembro del colectivo vecinal, destaca también que existen algunas carencias en la limpieza, pero «no por el personal de Conyser, sino porque se requiere más presencia». Además, reclaman medidas para controlar la velocidad en algunas vías de la barriada, como es el caso de las calles Pozo de la Nieve o Arsenio Gallego, como ya ha informado este medio.

«Nuestros problemas no son muy diferentes a los del resto de barrios de la periferia» Luis Fernando García | Presidente vecinal de Residencial Universidad

«No es cuestión de reivindicar, sino de tener lo mismo que los demás barrios» Juan Carlos Rivera | Presidente vecinal de Antonio Canales

«Hay que darle una vuelta a la Cueva de Maltravieso, el entorno tiene un aspecto deplorable» José Antonio Ayuso | Presidente de Llopis Ivorra- Espíritu Santo

«San Blas es un barrio estupendo, pero se está dejando» Juan Antonio Hernández | Presidente vecinal de San Blas

En Cáceres el Viejo, una de las principales problemáticas tiene que ver con las telecomunicaciones. Muchos vecinos sufren problemas de cobertura en sus propias casas, entre ellos, Raúl Pérez, el presidente del colectivo vecinal. A pesar de haber remitido varios escritos a las principales empresas de telefonía y de haber mantenido contactos con el Ayuntamiento, la situación, por el momento, no ha sido resuelta, lamentan.

Por otro lado, la asociación de vecinos Urbanización Residencial demanda un aumento de las medidas de seguridad en el barrio ante algunos actos vandálicos que se han producido en los últimos meses. Entre otros, han destrozado el cuadro de electricidad de las pistas deportivas y han abierto un boquete en la pared de los vestuarios deportivos.

En este caso, explica Raúl Pérez que Paula Rodríguez, actual concejala de Juventud, Deporte e Infancia se ha comprometido a solucionar estos problemas para que próximamente pueda celebrarse un torneo en estas pistas deportivas. Para que esta situación no vuelva a repetirse, el colectivo vecinal pide que se instale un vallado perimetral o la colocación de cámaras de seguridad que controlen las pistas. Por último, desde el colectivo de residentes explican que, a pesar de haber más de mil niños censados en el barrio, solo cuentan con dos parques infantiles, por lo que a menudo los vecinos se trasladan a parques de otras barriadas. Por ello, piden un aumento de las infraestructuras del parque, así como de las zonas con sombra.

Relacionado con el ocio se encuentra también el proyecto del pabellón multiusos. Fue aprobado en 2017, con un presupuesto de 400.000 euros, pero todavía no se ha hecho realidad. Sin embargo, explica Raúl Pérez, «es un compromiso que Salaya nos hizo personalmente en campaña, y esperemos que lo cumpla».

Autobuses y mantenimiento

Luis Fernando García, presidente del colectivo vecinal del Residencial Universidad, sentencia que existe un «abandono absoluto» en el mantenimiento del barrio, debido, entre otros, a la presencia de carreteras hundidas o con baches que pueden resultar peligrosas. Sin embargo, admite que sus problemas «no son muy diferentes a los del resto de barrios de la periferia». Otro de los aspectos por mejorar tiene que ver con la conexión en autobús. Tras la retirada del servicio de la línea 3, solo la línea 6 pasa por el barrio, pero lo hace con una frecuencia de 30 minutos y, lamenta García, «sin acercarnos a sitios importantes como los centros de salud». Por ello, piden que se restablezca el servicio de la línea 3 o que la nueva línea del Hospital Universitario pase por el Residencial Universidad.

Las cifras

30%
La Agrupación Vecinal estima que un tercio de los presupuestos participativos no llega a ejecutarse
400.000
euros es el presupuesto para el pabellón polideportivo de Cáceres el Viejo, aprobado en 2017.

Las conexiones con el centro también son uno de los requerimientos principales de los vecinos de La Cañada, aunque, en este caso, se trata de la conexión peatonal del barrio con el centro de la ciudad. Es una medida que el propio Salaya se ha comprometido a ejecutar próximamente. Además, Claudio Borda, presidente de la asociación vecinal, reclama que se mejore el mantenimiento de algunas de las instalaciones del barrio, así como que se adapte el parque infantil a los niños con movilidad reducida.

En Aguas Vivas, una de las principales propuestas vecinales tiene que ver con el sentido de circulación de la carretera del Casar; concretamente de la calle Calatayud. Piden que la vía pase a ser de un solo sentido, ya que actualmente los coches pueden circular en ambos, lo que resulta peligroso para los propios vecinos. Por otro lado, consideran necesario que se instale una parada de autobús en el barrio, ya que actualmente la más cercana es la situada junto a la plaza de toros, lo que supone que los vecinos tengan que subir una pronunciada pendiente. Por último, reclaman al Ayuntamiento un asfaltado general de las calles de la barriada, que se encuentran deterioradas «debido a los socavones y el mal acabado de las obras de reparación de los saneamientos públicos», explica José María Patrón, presidente del colectivo vecinal.

También en el centro

Pero no solo los barrios de la periferia tienen requerimientos para Salaya. En Antonio Canales, el presidente de la asociación vecinal, Juan Carlos Rivera, explica que «no se trata de reivindicar, sino de tener lo mismo que los demás». Reclaman, entre otras cosas, volver a tener conexión con los autobuses urbanos de la ciudad, así como que se realicen mejoras en accesibilidad, como la disminución en la altura de algunos bordillos, y que se dé uso a la Torre del Trabajo. El anterior gobierno dijo que sería visitable.

La mejora de las zonas verdes es también uno de los temas que protagonizan las propuestas de los barrios. Juan Antonio Hernández, presidente de la asociación vecinal de San Blas, explica que se necesitan mejoras en la conservación del parque de Valhondo. Además, piden avances en el alumbrado de la avenida principal y en el asfaltado de algunas calles. «San Blas es un barrio estupendo, pero se está dejando porque no se le están dando cuidados especiales», sentencia.

En términos similares, pero refiriéndose a la Cueva de Maltravieso, José Antonio Ayuso, presidente del colectivo de Llopis Ivorra, dice que «hay que darle una vuelta». «No podemos tener algo único en el mundo y que su entorno tenga un aspecto deplorable», zanja. Ayuso reclama también que se complete, de verdad, la segunda fase en el saneamiento de algunas calles, y que se solucionen los problemas de falta de aparcamientos.

El barrio de Hispanoamérica, por su parte, es uno de los que más mejoras está recibiendo en los últimos meses. La principal tiene que ver con su sede vecinal, que comenzará a utilizarse próximamente. «Queremos que los vecinos la utilicen para transmitirnos sus sugerencias y poder planteárselas al Ayuntamiento», destaca Raimundo Medina, el presidente. Sin embargo, todavía quedan asuntos por resolver, como la sustitución de los bancos antiguos por unos más modernos, o la adecuación de la calle Aneto, en la cual los aparcamientos y los pasos de peatones no están pintados.

Las asociaciones vecinales estiman que alrededor de un 30% de los presupuestos participativos nunca llega a ejecutarse. Por ello, en el encuentro del 2 de julio pidieron al alcalde que encargue una auditoría para determinar exactamente qué cantidad de medidas se llevan a cabo y cuáles quedan sin realizarse.

Salaya quiere unos presupuestos participativos «completos o casi completos». Para ello, espera tener un contacto «permanente» con el movimiento vecinal.

La lista de deberes ya está sobre la mesa. Los barrios no quieren que los nuevos gestores municipales se olviden de ella.

LAS REIVINDICACIONES DE LOS BARRIOS CACEREÑOS

La Mejostilla
Retomar el plan de recuperación integral del barrio y establecer medidas para limitar la velocidad en algunas calles. Mejoras en limpieza viaria, con más presencia de operarios.
Cáceres el Viejo
Mejorar la cobertura telefónica con mediación municipal ante las operadoras, mayor seguridad del barrio y dotaciones en los parques infantiles. Desbroce de parcelas para evitar incendios. Construir el pabellón polideportivo, ya comprometido por el Ayuntamiento.
Residencial Universidad
Mejorar el mantenimiento general del barrio y volver a tener una conexión adecuada de autobús urbano con el centro.
La Cañada
Construir una conexión peatonal con el centro de la ciudad y adaptar el parque infantil para los niños que tienen movilidad reducida. Mejoras en la casa de cultura.
Aguas Vivas
Modificar el sentido de circulación de la calle Calatayud, instalar una parada de autobús en el barrio y efectuar mejoras en el asfaltado de las calles.
Antonio Canales
Conexión del barrio en autobús urbano. Se reclama que el microbús vuelva a pasar por allí. Mejoras en accesibilidad con rebaje de bordillos. Dar uso a la Torre del Trabajo.
San Blas
Mejoras en la conservación del parque de Valhondo, que se considera abandonado, la iluminación y el asfaltado de las calles.
Llopis Ivorra
Reforma del entorno de la Cueva de Maltravieso y finalización del saneamiento de las calles del barrio. Atención a las zonas ajardinadas que en algunas ocasiones han debido ser gestionadas por los propios vecinos ante el abandono municipal.
Hispanoamérica
Sustitución de algunos bancos y adecuación del asfalto de la calle Aneto, pintando los aparcamientos y pasos de peatones.
Movimiento vecinal
Cree que el presupuesto participativo del Ayuntamiento apenas se ejecuta en un 30 por ciento, por lo que de poco sirve que se aprueben inversiones si luego no se llevan a cabo. Se reclama al nuevo Gobierno local que tome nota y actúe con vigilancia para que las partidas aprobadas se lleven a cabo.
Reivindicaciones genéricas. Hay una serie de reivindicaciones que se pueden considerar genéricas y que se repiten en distintos colectivos
mayor presencia policial, mejoras en accesibilidad y limpieza. También se reclama en relación al asfaltado y la red de agua.