El Paseo Alto de Cáceres revive la fiesta de las castañas con mercado y música

Presentación de la fiesta de las castañas, ayer. :: armando méndez /
Presentación de la fiesta de las castañas, ayer. :: armando méndez

El domingo se repartirán 500 kilos de calbotes en una cita que estará ambientada en las costumbres rurales

MARÍA JOSÉ TORREJÓN

cáceres. La asociación de vecinos de Montesol se ha propuesto convertir el Paseo Alto en el epicentro de la fiesta de las castañas, una cita que ha decidido rescatar con vocación de continuidad y como punto de encuentro para toda la ciudad.

El próximo domingo, día 11, se repartirán 500 kilos de castañas asadas entre los asistentes de forma gratuita desde las once de la mañana. Y, además, habrá mercado de artesanía y música en directo, según detalló ayer Joaquín Valhondo, presidente de la asociación de vecinos de Montesol.

Este colectivo quiere hacer de la fiesta de la castaña una cita temática y pretende ambientarla en los años sesenta del siglo XIX, época de la que data el Paseo Alto. No obstante, eso será en las próximas ediciones, con más tiempo para diseñar los trajes y el atrezzo. Esta vez, explicó el presidente, la fiesta girará en torno a las costumbres rurales, el campo y la labranza.

Desde la organización se invita a los asistentes a acudir caracterizados de castañeros, labriegos o con el traje de campuza, indumentaria típica de la ciudad. Habrá desfile, música en directo, puestos artesanales, juegos populares y exposición de fotos antiguas.

La música correrá a cargo del centro de mayores de la Plaza y de la asociación de vecinos Cáceres el Viejo. El mercado contará con 20 puestos y los tenderos irán caracterizados para la ocasión. Y también se podrá ver una exposición de utensilios de labranza, calderos antiguos, cestos de mimbre, artesanía de calabaza y encaje de bolillos.

Víctor Bazo, concejal de Participación Ciudadana, destacó ayer durante la presentación del programa de la fiesta el esfuerzo realizado por el movimiento vecinal para lograr hacer posible una iniciativa como esta. Junto a los vecinos de Montesol colaboran los residentes de Cáceres el Viejo y la asociación Ciudad Monumental.

En el caso de que la lluvia impidiera la celebración de la fiesta el domingo (el riesgo de precipitación es del 75 por ciento, según la Agencia Estatal de Meteorología), se aplazaría al día 25 de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos