Todos los partidos quieren que siga la zona azul en Cáceres pero discrepan de su extensión

Parquímetro situado en la avenida de España para expender los tiques de la zona azul. /Jorge Rey
Parquímetro situado en la avenida de España para expender los tiques de la zona azul. / Jorge Rey

El Gobierno abrirá una ronda de contactos para tratar de consensuar el nuevo concurso que regulará el área de aparcamiento de pago

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Uno de los asuntos de calado que marcará la 'vuelta al cole' de los políticos tras las vacaciones estivales será la nueva zona azul. El Ayuntamiento tiene pendiente sacar a licitación este servicio después de que el contrato vigente expirara y de que el anterior concurso, aprobado en pleno en 2016, fuera anulado por la Comisión Jurídica de Extremadura.

Andrés Licerán, concejal de Fomento, Infraestructuras, Servicios Públicos, Seguridad y Recursos Humanos, avanza que va a iniciar contactos con todos los grupos municipales para ver en qué condiciones el Consistorio convoca el nuevo concurso. «Voy a intentar llegar al mayor de los consensos. Entiendo que grupos como el PP y Ciudadanos van a estar proclives a que se instale porque ellos ya votaron a favor del concurso anterior. No creo que debamos tener muchos problemas para llegar a un acuerdo», apunta el edil.

Consultados por este diario, los cinco grupos políticos con representación municipal se muestran favorables a mantener el área de pago, pero discrepan de si sería conveniente o no ampliar el número de plazas. Hay que recordar que en el anterior contrato el Partido Popular, entonces al frente del ejecutivo local, propuso pasar de 760 estacionamientos de pago –son las que se mantienen en la actualidad– a 2.070 más otros 69 de carga y descarga. Frente a las 17 vías actuales, se pasaba a 59 calles con plazas de zona azul.

Este contrato se aprobó en un intenso pleno celebrado el 20 de octubre de 2016. Contó con los votos a favor de PP y Ciudadanos. PSOE y Cáceres Tú (ahora Unidas Podemos) se opusieron. «Hay que ir a un sistema gratuito», defendió durante su intervención Licerán, entonces en la oposición.

Hoy por hoy el actual concejal de Servicios Públicos no se plantea la supresión de la zona azul. «No llevábamos en el programa de este año cargárnoslo –dice en referencia al sistema de pago–. Eso fue en el programa de hace cuatro años. A día de hoy es implanteable que una ciudad no tenga una restricción de tráfico que permita la movilidad. Nuestro compromiso es reducir el número de plazas que se planteaban con el PP y que apoyó Ciudadanos en su momento», puntualiza.

«A día de hoy nuestro compromiso es reducir el número de plazas que se planteaba con el PP»

«A día de hoy nuestro compromiso es reducir el número de plazas que se planteaba con el PP» Andrés Licerán, PSOE

«Queremos un número de plazas que haga sostenible el contrato; ahora es deficitario»

«Queremos un número de plazas que haga sostenible el contrato; ahora es deficitario» Rafael Mateos, PP

«El debate sobre la ampliación o no debe enmarcarse en un proyecto de más envergadura»

«El debate sobre la ampliación o no debe enmarcarse en un proyecto de más envergadura» Francisco Alcántara, CIUDADANOS

«La ampliación de plazas nos parecía una locura; esperaremos a conocerla actual propuesta»

«La ampliación de plazas nos parecía una locura; esperaremos a conocerla actual propuesta» Consuelo López, UNIDAS PODEMOS

«Las plazas que hay son suficientes; la zona azul no se debe suprimir porque favorece la rotación»

«Las plazas que hay son suficientes; la zona azul no se debe suprimir porque favorece la rotación» Teófilo Amores, VOX

De momento, señala Licerán, no está fijado el número de plazas de pago que se incluirían en el nuevo concurso. Pero sí tiene claro que se aplicará un criterio en los pliegos: la calles blancas dejarán de convivir con la calles azules en una misma zona. «Queremos que sean zonas azules de verdad para evitar que los coches entren y estén dando vueltas buscando aparcamiento. Así estaríamos jugando a seguir contaminando», zanja.

Mientras tanto, Rafael Mateos, portavoz del PP, defiende las 2.070 plazas planteadas en el anterior concurso para que la zona azul no resulte un servicio deficitario y haya movilidad en los estacionamientos. «Defendemos la necesidad de regular el estacionamiento en superficie. Entendemos que es un bien escaso y que hay que regularlo para evitar el tráfico de agitación, que es el provocado por las personas que buscan aparcamiento. Queremos un número de plazas que haga sostenible el contrato. A día de hoy el contrato de la zona azul es deficitario. La ciudad de Cáceres no ingresa dinero por la zona azul. Tenemos una de las zonas azules más baratas de España», resume Mateos. El PP propone que la zona azul solo esté operativa en horario comercial y que se den facilidades a los residentes.

El actual contrato vigente –que está prorrogado hasta que se apruebe el nuevo– mantiene operativa la zona azul de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas. Estacionar 40 minutos (es el mínimo permitido) cuesta 30 céntimos. Un coche puede permanecer en un estacionamiento, como máximo, dos horas por un importe de 1,20 euros.

Ciudadanos enmarca la futura zona azul dentro de un plan de movilidad más amplio para la ciudad. Hace tres años, en 2016, condicionó su voto a favor de la propuesta del Partido Popular a ampliar la limitación de dos horas para aparcar y a no tocar el parking libre del Parque del Príncipe.

«Pensamos que el debate sobre la ampliación o no de la zona azul debe ser un debate marcado en un proyecto de mayor envergadura, que sería el debate sobre la movilidad en la ciudad de Cáceres, donde se contemple la peatonalización de determinadas calles del centro, la creación de parkings disuasorios en las afueras, la ampliación de las zonas de carga y descarga... Es un debate que debe incorporarse dando una solución integral», apunta Francisco Alcántara, portavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento de Cáceres.

Vox y Unidas Podemos

Desde Vox consideran que las casi 800 plazas de estacionamiento de pago son suficientes para la ciudad. No ven necesaria la ampliación de la zona azul. «Pensamos que las plazas que hay son suficientes. También pensamos que la zona azul no se debe suprimir porque es una forma de facilitar la rotación y disuade de realizar unos estacionamientos muy prolongados. La ampliación de la que se había hablado parecía muy, muy exagerada», zanja Teófilo Amores, edil de Vox.

La más prudente al hablar del tema es Consuelo López, portavoz de Unidas Podemos. Prefiere esperar a conocer la propuesta del PSOE para manifestar abiertamente la postura de su grupo. No obstante, sí avanza que su partido se muestra en contra de la ampliación de plazas, como ya dejó patente durante la votación de octubre de 2016. «Nos parecía una locura», dice. En líneas generales, el partido no es contrario a que exista zona azul.