La parte antigua de Cáceres tendrá contadores de agua inteligentes desde la próxima semana

José Luis Castaño, gerente de Canal de Isabel II; la alcaldesa, Elena Nevado; y la concejala de Infraestructuras, Montaña Jiménez. :: lorenzo cordero/
José Luis Castaño, gerente de Canal de Isabel II; la alcaldesa, Elena Nevado; y la concejala de Infraestructuras, Montaña Jiménez. :: lorenzo cordero

Canal de Isabel II instalará 249 dispositivos en 31 calles y plazas del recinto histórico

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Los residentes de la Ciudad Monumental recibirán en sus buzones una carta de Canal de Isabel II en la que la empresa concesionaria del servicio de agua les comunicará que a partir de la próxima semana los contadores convencionales de sus viviendas serán sustituidos por otros más modernos, capaces de permitir la lectura del consumo a distancia. Se trata de un proyecto pionero en la ciudad, que tendrá como marco de actuación el casco viejo cacereño. En total, durante los próximos tres meses, se instalarán 249 de los llamados contadores inteligentes en 31 calles y plazas del recinto histórico cacereño.

Los detalles de esta iniciativa los dio a conocer ayer la alcaldesa, Elena Nevado, junto a José Luis Castaño, delegado de Canal de Isabel II en Cáceres. El proyecto tiene un presupuesto de 77.567 euros y forma parte del paquete de mejoras tecnológicas presentadas por la empresa en su oferta. Para los vecinos la medida resultará totalmente gratuita.

La elección de la zona de actuación no ha sido caprichosa. En la Ciudad Monumental los contadores no pueden estar en las fachadas de las viviendas por cuestiones estéticas, debido a la protección patrimonial de los edificios y el entorno. Los dispositivos se encuentran en zonas interiores, de difícil acceso, lo que dificulta el trabajo de los operarios encargados de realizar la lectura del consumo.

«Leer contadores en la zona monumental es un calvario. Hay vecinos que no están en casa. Y los contadores a veces están en sitios de lo más pintoresco. Hacer una lectura de contadores en el casco viejo es una yincana», relató ayer José Luis Castaño. Ante estas dificultades, muchos residentes se veían obligados a facilitar sus propias lecturas de contador o a afrontar facturas estimativas.

Pero este problema se va a solucionar porque los contadores inteligentes permiten que la lectura se haga de forma remota desde las oficinas de la empresa. Además, los propios residentes podrán consultar en un futuro su consumo en tiempo real a través de internet.

Los 249 contadores nuevos se colocarán en el mismo lugar donde están los actuales. Son electrónicos y están dotados de conexión GPRS, un sistema que permite el envío de paquetes de datos a través de la red de telefonía por satélite. Están alimentados por baterías cuya duración estimada oscila entre los cinco y los ocho años.

Aunque la principal ventaja de los nuevos dispositivos, que ya están a disposición de la contrata, es la tele-lectura, su implantación ofrecerá otros servicios. «Podremos hacer, por ejemplo, un estudio de cómo afecta el Festival Womad en el consumo de agua en la Ciudad Monumental», dijo a modo de ejemplo Castaño.

La alcaldesa, Elena Nevado, destacó que es la primera vez que estos contadores inteligentes se implantan en un entorno patrimonial como el de Cáceres. La experiencia, aseguró, se compartirá con el resto de ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad. No obstante, este tipo de contadores ya están presentes en poblaciones como Ceuta, Mataró y Alcázar de San Juan, donde funcionan a nivel doméstico. En Jávea, Tudela, Salamanca, Santander, Oviedo, Vigo y Vitoria también se utilizan, aunque en este caso la tele-lectura es para grandes consumidores.

Pruebas

La intención del Ayuntamiento es que la parte antigua sirva de banco de prueba para implantar los contadores inteligentes en toda la ciudad, según avanzó Nevado. No obstante, todavía no existen plazos ni estimación económica para este proyecto a escala global. En Cáceres hay unos 30.000 contadores en servicio. «A partir de ahora el usuario no va a tener que preocuparse de la lectura del contador», dijo en referencia al casco histórico.

La llegada de los contadores inteligentes acumula algo de retraso. Su implantación estaba prevista para el año pasado. Canal de Isabel II ha retomado un proyecto que ya se anunció en 2013 por la anterior concesionaria del servicio.

La sustitución de dispositivos afectará a los adarves, Amargura, Arco de España, San Antonio, calle Ancha, Rincón de la Monja, calle del Mono, callejón del Moral, Olmos, Condes, Cuesta de Aldana, Cuesta del Marqués, Gloria, Hernando Pizarro, Obras Pías de Roco, Orellana, Plaza de Pereros, Plaza de Canilleros, Veletas, Caldereros, San Jorge, San Mateo, San Pablo, Santa María, Plaza del Socorro, Puerta de Mérida y la calle Tiendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos