El paro baja en Cáceres un 6,7% en el primer semestre y se queda en 8.044 personas

La construcción es el sector donde más baja el desempleo en el primer semestre. :: armando méndez/
La construcción es el sector donde más baja el desempleo en el primer semestre. :: armando méndez

Hay mil desempleados menos que en enero y la tasa se reduce al 17,7%, la menor desde el inicio de la crisis en 2008

C. MATEOSCÁCERES.

La tendencia a la baja en las cifras de desempleo se mantiene en la ciudad de Cáceres durante el primer semestre de 2019. El último dato publicado de paro registrado, correspondiente al mes de junio, indica que actualmente hay inscritos en el Sexpe 8.044 cacereños. Son 418 menos que hace un año y 579 menos que al finalizar 2018, lo que supone un descenso del 6,7%. Si se toma como referencia el pasado mes de enero, cuando el paro repuntó de manera notable, la bajada es de casi mil personas.

La ciudad roza ahora mismo los 8.000 parados. Si se mantiene la serie de años anteriores, en los que el paro siempre se ha reducido en julio en Cáceres por las contrataciones de verano, este mes se bajará de esa cifra por primera vez desde 2008, el año en el que comenzó la grave crisis económica que en sus peores momentos llegó a elevar el desempleo en la capital hasta casi las 12.000 personas, con una tasa de más del 25 por ciento.

Ahora esa tasa de paro se ha reducido considerablemente hasta el 17,7%. Sin embargo, aún sigue lejos del 12% que llegó a marcar en los años de bonanza previos a la crisis. En lo que va de 2019, y tras un repunte de 427 parados en el mes de enero debido al fin de las contrataciones navideñas, el desempleo se ha reducido todos los meses, especialmente en marzo con una bajada de 273 personas.

La fuerte estacionalidad que caracteriza al mercado de trabajo de Cáceres hace que esa bajada en el número de desempleados desde febrero hasta el inicio del verano sea una constante que se repite año tras año. La tendencia se suele revertir en agosto para dar paso a tres o cuatro meses consecutivos de subidas, y vuelve a cambiar a final de año con las contrataciones de Navidad.

La diferencia ahora con respecto a lo que ocurría hace unos años es que los meses en los que el desempleo baja lo hace con más fuerza que cuando sube, lo que permite que los datos interanuales sean positivos y que el paro se haya venido reduciendo año a año de manera paulatina desde 2014.

Lo que sí sigue habiendo es una importante diferencia por sexos en las cifras de parados. Actualmente están inscritos en el Sexpe en Cáceres 4.876 mujeres y 3.168 hombres. Además la brecha se incrementa porque el paro está bajando entre los segundos a un ritmo mayor que entre las primeras. En enero esa distancia era de 1.594 mujeres paradas más que hombres, mientras que en junio la diferencia ha aumentado a 1.708.

El sector servicios es con muchísima diferencia el que más desempleados aglutina en Cáceres, pues al él están adscritos 6.252 de los 8.044 contabilizados en junio. Le sigue la construcción con 551, aunque este sector es el que sigue registrando proporcionalmente una mayor reducción del paro en el primer semestre de 2019, con 82 personas menos que a finales del pasado año.

En lo que respecta al nivel formativo, más de la mitad de los desempleados cuentan tan solo con estudios primarios, mientras que los que disponen de un título universitario son 1.419, menos de una cuarta parte del total.

La edad también se revela como un indicador muy relevante a la hora de tener opciones de conseguir un empleo. Del total de desempleados en la ciudad de Cáceres, 2.838 tienen entre 50 y 65 años. Dentro de este grupo el paro apenas ha bajado durante el primer semestre, y entre los mayores de 65 incluso ha subido de manera considerable de 640 a 738 personas. El desempleo se reduce en cambio de manera considerable entre los más jóvenes, y en especial entre quienes tiene de 20 a 30 años, que a finales de 2018 sumaban 1.675 parados y ahora son 1.361. Este grupo absorbe por lo tanto casi la mitad de la reducción del desempleo registrada en la ciudad desde el pasado 31 de diciembre.