Los padres del Hernández Pacheco discrepan de las cifras de Educación

Una de las protestas llevadas a cabo por los padres. :: hoy/
Una de las protestas llevadas a cabo por los padres. :: hoy

Aseguran que la Administración «confunde la necesidad de adaptación de las familias con que no desean ir a este centro»

REDACCIÓN CÁCERES.

Los padres que no han logrado plaza para que sus hijos estudien el próximo curso en el instituto Profesor Hernández Pacheco no comparten las cifras aportadas desde la Delegación Provincial de Educación. Como se publicó el pasado jueves, se indicaba desde la Administración que las solicitudes recibidas este año «son las mismas» que en 2017, 120 para un total de 90 plazas (tres líneas), y que finalmente solo se llegaron a ocupar 87, por lo que pedían a los padres «tranquilidad» y que esperaran a que finalizase todo el proceso de adjudicación.

En un comunicado de prensa, los padres de alumnos aseguran, sin embargo, que «el año pasado es cierto que hubo el mismo número de solicitudes que éste, pero desde un primer momento todos sabían que tocaban tres líneas, y muchas familias buscaron otras alternativas porque sabían que no tenían opciones».

«Efectivamente sobraron plazas», añaden, «pero porque cuando Educación llama para ofrecer las que van sobrando las familias ya se han ubicado en otros centros, organizándose con otras familias de amigos de sus hijos para intentar ir juntos, con lo que no aceptan las plazas del Pacheco que se les ofrecen a última hora, con los niños matriculados ya en otros centros y en algunos casos con los libros ya comprados».

De este modo, concluyen que «con tres líneas ni este año ni el pasado entran todos los que lo desean», en el instituto de la avenida Rodríguez de Ledesma. Como se ha informado, la Consejería de Educación ha decidido de cara al próximo curso no aumentar una cuarta línea extra como ha venido haciendo porque sobran plazas en los institutos de la misma zona, 113 vacantes en concreto según datos de la Administración.

Para los padres, en cambio, «Educación confunde la necesidad de adaptación de las familias a unas plazas limitadas, que les hace desistir de su opción por el Pacheco, con que en realidad no desean ir a ese centro». Sus cálculos indican que hay 137 solicitudes para 120 plazas.