Los padres denuncian un mantenimiento «claramente deficiente»

La asociación de madres y padres (ampa) del colegio Extremadura emitió ayer un comunicado tras mantener una reunión para analizar el último incidente ocurrido en el centro. La rotura de la tubería, señala el colectivo, «se inscribe en un marco general de deterioro del centro por un mantenimiento claramente deficiente, que no solo se refiere a elementos e instalaciones propios de su estructura, sino también al cuidado del patio, jardines, arbolado, areneros, y a la limpieza en concreto de las instalaciones exteriores», detalla.

Por otro lado, el colectivo de padres pone de manifiesto que la reforma prevista por la Junta de Extremadura no contempla las verdaderas necesidades del centro. «Desde la administración han respondido negativamente (y con silencio) a las propuestas positivas y constructivas presentadas por esta ampa», se lamentan los padres.

La asociación considera «discriminatorio», por insuficiente, el presupuesto de las obras previstas. «Se observa la publicación de presupuestos de obras para otros centros por importes muy superiores. Y más, incluso, cuando el proyecto, como se ha dicho, no responde a las necesidades reales de nuestro centro». La ampa demanda que se afronte una reforma integral de las instalaciones y exige la reparación, «con carácter de urgencia», de las aulas dañadas por la avería. Muestra, además, su apoyo a los padres de los alumnos afectados.