Padres y alumnos del colegio Extremadura de Cáceres protestan para exigir mejoras tras las averías

Padres y alumnos concentrados ayer en la puerta del colegio Extremadura. :: lorenzo cordero

La Junta asegura que las seis aulas inundadas ya están habilitadas y que ayer solo faltaron a clase 20 de los 150 estudiantes de Educación Infantil

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Ayer en Cáceres no llovía, pero un grupo de padres y alumnos del colegio Extremadura acudió al centro educativo con paraguas, convertidos en símbolo de la protesta que protagonizaron a las nueve de la mañana para exigir mejoras tras las dos averías de agua ocurridas durante la semana pasada.

«Los olores son insoportables. El problema deben solucionarlo ya», comentaba ante los micrófonos María Echávarri, una de las madres concentradas. Con mensajes como «¡Soluciones ya!» y «Colegio digno», la Ampa (asociación de madres y padres de alumnos) quiso poner de manifiesto que quieren que se materialicen las mejoras prometidas, que se lleve a cabo una reforma integral del inmueble y que, además, la Junta de Extremadura, titular del colegio, cambie de ubicación la caldera y la sitúe en el exterior.

Tras esta concentración, la Ampa espera mantener una reunión con la delegada de Educación, María Luisa Guillén, y con la consejera de Educación, Esther Gutiérrez. Como se recordará, el pasado miércoles las seis clases de Educación Infantil resultaron inundadas tras la rotura de una tubería de un baño cercano. Debido a la humedad acumulada en las aulas, la mayoría de las familias optaron por no llevar a sus hijos a clase. El jueves, un días después, se produjo un segundo reventón en la red de tuberías, esta vez en un pasillo de la planta baja, junto a los baños de Primaria.

Mientras tanto, desde la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura se asegura que «ya están todas las aulas habilitadas tras el percance». Y se añade que el centro ha habilitado espacios alternativos para sustituir algún aula que sigue oliendo a humedad.

Durante todo el fin de semana, indica Educación, han estado funcionando en el centro deshumidificadores, así como un cañón especial de secado para acelerar el proceso de secado de las instalaciones. Ayer, lunes, solo faltó una veintena de alumnos a clase de los 150 niños que estudian en el colegio Educación Infantil, según el dato facilitado por la administración regional.

La Consejería de Educación ha recordado que existe una inversión prevista en el colegio Extremadura de 649.855 euros para unas obras que, según ha asegurado, comenzarán en primavera. «La consejería tiene previsto hacer una reforma integral del centro educativo», enfatizó ayer. Por otro lado, agregó que intentará agilizar al máximo el cambio de todas las tuberías del centro para que los trabajos se inicien antes, incluso, que el resto de la obra prevista en primavera.

El próximo jueves se celebrará una reunión en la delegación de Educación, en el edificio Múltiples, a la que asistirá un grupo de padres.

 

Fotos

Vídeos