Las obras de la primera fase de la muralla de Cáceres se extenderán hasta la primavera de 2020

Las obras de la primera fase de la muralla de Cáceres se extenderán hasta la primavera de 2020

Todavía no se ha colocado el andamio del baluarte de los Pozos porque aún quedan crías de vencejo

EFE

Los trabajos de la primera fase de restauración para recuperar la muralla de Cáceres (en el lienzo que se extiende desde la esquina de la calle San Roque hasta el Baluarte de los Pozos) no finalizarán hasta la primavera de 2020, según ha informado este martes el alcalde, Luis Salaya.

Durante su visita a la Torre del Horno -en las jornadas de puertas abiertas que se han iniciado hoy-, Salaya ha puesto fecha aproximada de finalización de las obras de restauración, aunque todavía no se ha colocado el andamio del Baluarte de los Pozos porque aún quedan crías de vencejo.

Según el Gobierno local, se acordó que las colonias de vencejos volviera a restituirse en el entorno de la muralla que se va a rehabilitar -gracias a la financiación del 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento-, es decir en el entorno del Baluarte de los Pozos pero no en el propio edificio histórico, donde se encontraban hasta ahora.

Torre del Horno

En cuanto a la Torre del Horno, que ha abierto sus puertas en el casco histórico cacereño, por primera vez con entrada libre, Salaya ha manifestado su satisfacción, y ha subrayado que «a lo largo de la legislatura sen quiere que sean muchos más los espacios visitables en Cáceres, donde los turistas puedan invertir su tiempo».

Según el alcalde, con la apertura de un nuevo recurso turístico como la Torre del Horno «se gana media hora más de estancia del turismo, para que pueda comer en un establecimiento de la ciudad y termine pernoctando».

«Es injusto señalar que Cáceres se ve en un día, tenemos que ir haciendo más visitable nuestro enorme patrimonio histórico-artístico; esto es importante para la economía de la ciudad», ha manifestado el regidor cacereño.

«Y, además de eso, tenemos que hacer que estos espacios sean visitables para los propios cacereños, para que vuelvan a un espacio que les pertenece y conozcan y quieran más su patrimonio», ha concluido.