La obra de la rotonda de Pinilla en Cáceres obliga a desviar el tráfico en todos los accesos

Colocación del vallado de delimitación y protección en el perímetro de la rotonda. :: jorge rey/
Colocación del vallado de delimitación y protección en el perímetro de la rotonda. :: jorge rey

El servicio de autobús urbano también se verá afectado y cuatro paradas quedan desde hoy suspendidas de forma provisional

J. C.

Las obras de la nueva rotonda que se están ejecutando en la intersección de la N-521 y la avenida Héroes de Baler, en Pinilla, obligarán desde hoy y al menos hasta el miércoles a cortar el tráfico rodado en todos los accesos. La actuación, que durante estas semanas entra en su fase final antes de que a lo largo del próximo mes de marzo cristalice en una infraestructura ya finalizada, cumple una vieja reivindicaciones de las barriadas de San Blas y Pinilla para acabar con un particular 'punto negro' que ha sido escenario de accidentes de tráfico a lo largo de las últimas décadas.

Más información

Según ha explicado el Ayuntamiento de Cáceres durante los últimos días, la Policía Local realizará desde primera hora de la mañana de hoy desvíos en la avenida de las Delicias, a la altura del cementerio, con el objetivo de que los vehículos puedan acceder a todas las direcciones a través de la ronda norte. En este sentido, el Consistorio ha dado aviso a la ciudadanía con la instalación de carteles informativos. El corte del tráfico también se llevará a cabo en la avenida de San Blas con sentido a Ronda del Matadero. En este caso, los conductores tendrán que circular pasar por Ronda Vadillo para recalcular sus rutas en todas las direcciones.

Por su parte, según explica el Consistorio cacereño, en la avenida Héroes de Baler con Rafael Lucenqui los vehículos serán desplazados a la altura de la última calle para poder llegar a la avenida de las Delicias, por la fachada principal del cementerio, o bien para tomar la Ronda Norte.

Otro de los puntos afectados es el que atiende a la avenida de la Universidad. A la altura del Hospital Quirón, los vehículos serán desviados hacia la zona de la antigua cárcel para pasar posteriormente a la Ronda Norte previo paso por la avenida Héroes de Baler. En la intersección de la avenida de la Universidad con Ronda Vadillo, en la zona de influencia de la facultad de Empresariales, se realizará un primer filtro de vehículos para desviar los automóviles hasta ronda Vadillo o Ronda Norte, excepto para aquellos cuyo destino sea el Hospital Quirón o el Temis.

Los cortes también afectarán al servicio de autobús urbano con un total de cuatro paradas suspendidas, las cuales serán reubicadas temporalmente mientras duren los cortes de tráfico. La parada número 28, correspondiente a la Avenida de Héroes de Baler a la altura de Cruz Roja, se trasladará a la 248, correspondiente a la Avenida Extremadura, junto al cementerio.

Otra parada afectada será la número 61, en la avenida de la Universidad, junto al Diocesano. En este caso, el servicio se trasladará a la número 62, también en la avenida de la Universidad, pero a la altura de la gasolinera.

Autobús urbano

Los usuarios que habitualmente cogen el autobús en la parada número 69, en la avenida de la Universidad a la altura del Diocesano, tendrán que dirigirse hasta la avenida de Extremadura para coger el autobús junto al cementerio, en la parada número 248.

Por último, la parada número 68, la correspondiente a la urbanización Las Candelas, también quedará fuera de servicio. En este caso los ciudadanos habrán de dirigirse a la calle Sancho de Cabrera número 4.

Para todas las dudas que puedan surgir, el Ayuntamiento ha facilitado un número de teléfono de información al ciudadano, concretamente el 927231499.

La alcaldesa, Elena Nevado, ha pedido disculpas a los ciudadanos públicamente por «por las molestias ocasionadas» mientras duren los cortes de tráfico.

Según explican desde la Junta de Extremadura a este diario, la actuación se está desarrollando sin incidencias de calado, por lo que la previsión del Ejecutivo regional es que las obras estén finalizadas a lo largo de este próximo mes de marzo, toda vez el acta de replanteo se efectuó en julio y el plazo de ejecución, que se está respetando, estaba fijado en ocho meses.

Es por ello por lo que en cuestión de semanas se dará cumplida cuenta a una histórica reivindicación ciudadana que se remonta a finales de la década de los 90, cuando el Ayuntamiento de Cáceres solicitó la adecuación de este conflictivo cruce para reducir los índices de siniestralidad en este particular 'punto negro' de la capital cacereña tras las numerosas quejas vecinales.

No obstante, no fue hasta 2007 cuando se incluyó una partida en el presupuesto del Consistorio, pese a no ser competencia de índole municipal. El PP regional anunció en 2014 que en el siguiente ejercicio habría una partida para esta actuación, pero en 2016, ya con el PSOE en el Gobierno regional, se eliminó. Finalmente, en los presupuestos de la Junta de 2018 se contempló una partida para licitar la actuación, adjudicada a Aglosán por un importe de casi 440.000 euros tras una baja del 25 por ciento respecto al presupuesto de licitación.

Tras 20 años de reivindicaciones y quejas vecinales, la nueva glorieta, por cuyo remozado trazado se podrá circular a partir del jueves, pretende acabar con un particular 'punto negro', al ser una intersección donde se han dado varios casos de siniestralidad en las últimas décadas.

 

Fotos

Vídeos