Nuevo Cáceres adelanta a Mejostilla y se convierte en el barrio más poblado

Vista general del barrio de Nuevo Cáceres desde el Cerro de los Pinos. :: lorenzo cordero/
Vista general del barrio de Nuevo Cáceres desde el Cerro de los Pinos. :: lorenzo cordero

Casa Plata, donde el 40 por ciento de los vecinos tienen 18 años o menos, es la zona más joven, mientras la población más envejecida está en La Madrila

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

¿Cuál es el barrio de Cáceres con más vecinos? ¿Y el que menos residentes empadronados tiene? ¿Dónde está la población más envejecida? A estas y otras cuestiones da respuesta cada año el informe que elabora la Sección de Estadística y Registro del Ayuntamiento de Cáceres a partir del padrón de habitantes de la ciudad. El último estudio, que contiene los datos referidos al 1 de enero de 2019, arroja conclusiones reveladoras.

Por primera vez en la última década el barrio de San Antonio, más conocido como Nuevo Cáceres, ha adelantado a Mejostilla y se ha convertido en el más poblado de la ciudad. Así las cosas, Nuevo Cáceres cuenta en la actualidad con 5.340 vecinos empadronados, frente a los 5.263 de Mejostilla. Ambas zonas han perdido población en el último año, pero en un caso el descenso ha sido más acusado que en otro. Mientras en el barrio de San Antonio se han contabilizado 67 residentes menos, Mejostilla ha perdido 257 empadronados.

Conviene precisar que los datos solo se refieren al barrio de Mejostilla como tal. No están incluidos ni los vecinos de Montesol (4.304 empadronados, 178 más que en 2018), ni los de Cáceres el Viejo (3.114, 50 más que hace un año), ni los de Gredos (1.533, seis menos), zonas aledañas a Mejostilla. Lo mismo ocurre con las cifras de Nuevo Cáceres. En los datos no están contabilizados los vecinos que han ido habitando barrios próximos como Maltravieso (1.412 empadronados, 43 más que en 2019) y Casa Plata (1.100 residentes, 115 más que hace un año).

«Ha habido un cambio de modelo en el crecimiento de la ciudad»

«Ha habido un cambio de modelo en el crecimiento de la ciudad» Jacinto Mellado | Pte. Mejostilla

«Tenemos un barrio muy completo y con mucha vida»

«Tenemos un barrio muy completo y con mucha vida» Sonia Castro | Pta. Nuevo Cáceres

¿Cómo explicar este cambio de tendencia? Jacinto Mellado, presidente vecinal de Mejostilla, ofrece algunas claves. «Cuantitativamente, a mí las cifras de población no me preocupan demasiado. Creo que el hecho de que Nuevo Cáceres haya adelantado a Mejostilla responde a un cambio de modelo en el crecimiento de la ciudad. Cáceres tuvo su época de expansión, antes de la crisis, en la zona norte, donde está Mejostilla. Y una vez que se ha salido de la crisis parece ser que ha habido un cambio de tendencia», razona Mellado.

En Nuevo Cáceres, prosigue el líder vecinal de Mejostilla, «se han retomado proyectos que ya estaban incluso iniciados en la época de la crisis y que se paralizaron. Mejostilla, en cambio, antes de la crisis ya tenía terminados los proyectos urbanísticos que había en la zona», subraya. A Nuevo Cáceres han regresado las grúas para completar manzanas de calles donde todavía quedaban parcelas sin edificar.

Más allá de los datos, Jacinto Mellado pone el acento en las dotaciones, un factor clave para que los ciudadanos se asienten en un barrio y hagan su vida en él. «Lo que realmente me preocupa de Mejostilla es que los crecimientos que se puedan producir sean ordenados y que vayan acompañados de todo tipo de servicios y dotaciones. Tenemos que reconocer que las administraciones han hecho un esfuerzo importante para abrir, por ejemplo, el centro de salud, entre otros servicios. Pero para mí esto se queda corto porque faltan muchas cuestiones. De nada nos sirve crecer en vecinos, si este crecimiento no es también cualitativo. Ya necesitamos un instituto y vamos a necesitar plazas de guardería. Este es el planteamiento que se debe hacer no solo para nosotros, sino también para nuestros vecinos de la zona sur», apunta en referencia a Nuevo Cáceres.

Una calle del barrio de Casa Plata, de reciente creación
Una calle del barrio de Casa Plata, de reciente creación / L. Cordero

2012: un año clave

Una mirada más detenida a los datos de población de estos dos barrios en la última década permiten sacar un conclusión. La ventaja de Nuevo Cáceres sobre Mejostilla no se debe tanto al crecimiento de población en la primera zona, que la ha mantenido más o menos estable, como a la pérdida de habitantes del segundo barrio. Mejostilla registró en 2012 su pico más alto de vecinos. Entonces había 5.971 empadronados, un 12 por ciento más que actualmente. Ese mismo año, en 2012, en Nuevo Cáceres estaban censados 5.390, apenas un uno por ciento más que en estos momentos.

«Tenemos un barrio muy completo y con mucha vida. Y, además, en diez minutos estamos en la Cruz de los Caídos», señala Sonia Castro, presidenta de la asociación de vecinos de Nuevo Cáceres sobre las bondades de su barrio.

Sonia cogió el testigo al frente del colectivo vecinal de José María Tovar, que lleva dos décadas residiendo en esta zona. «Nuestro barrio es uno de los mejor preparados en la actualidad. Es goloso para que los jóvenes quieran venir a vivirse aquí», indica Tovar. La apertura del supermercado de Mercadona en el vecino barrio de Casa Plata en el año 2012 alivió, valora Tovar, la carencia de superficies comerciales que arrastraba este barrio. «Mercadona descongestionó el problema que teníamos y nos sacó la espina que nos quedó clavada con la no construcción de La Calera», concluye en referencia al centro comercial que Pinilla tenía proyectado en Nuevo Cáceres, en una parcela que sigue sin uso.

El Junquillo sube

Las estadísticas municipales también ponen de manifiesto que los barrios que más población han ganado han sido Sierra de San Pedro (el nuevo residencial situado entre la carretera de Badajoz y Aldea Moret), que ha pasado de 51 vecinos empadronados en 2019 a 625 en 2019, y el Junquillo, que ha ganado 122 residentes (en 2018 tenía 779 y ahora son 901). Al otro lado de la balanza está el barrio de Santiago, cuya población ha descendido un 27 por ciento (de 1.418 empadronados a 1.029) y Mejostilla, donde el descenso no ha sido tan acusado: un 4,6 por ciento.

Por lo que respecta a la edad media de los residentes, Casa Plata lidera la lista de las zonas con mayor porcentaje de menores de 18 años. El 42,74 por ciento de sus vecinos tienen esta edad o están por debajo de esta franja. Mientras tanto, La Madrila es el barrio con mayor número de personas por encima de los 65 años. Este grupo de edad supone el 37,4 por ciento total de su población.