Narbón, el misterio del pintor que ha vuelto