«Este mercado tiene presente, pero no futuro»

El mercado de abastos de Ronda del Carmen es un espacio de contrastes. :: jorge rey/
El mercado de abastos de Ronda del Carmen es un espacio de contrastes. :: jorge rey

Los comerciantes de Ronda del Carmen en Cáceres lamentan la infrautilización del espacio

J. C. CÁCERES.

La infrautilización del mercado de abastos de Ronda del Carmen continúa siendo un problema enquistado. Un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de Cáceres y todo un hándicap para los comerciantes. Ni siquiera el último cambio propuesto hace justo un año en cuanto al modelo de gestión, con las licitaciones individuales de 2018 para puestos de hostelería y de alimentación 'gourmet' -tras haber fracasado previamente la adjudicación conjunta de toda la planta superior- consiguió revitalizar este espacio. Todo ello a pesar de que en esta última intentona se llegaron incluso a preadjudicar dos locales de esta segunda planta para la instalación de una vinoteca y una pastelería. Finalmente, el promotor de ambos negocios desistió de su idea inicial, por lo que la mesa de contratación del Consistorio tuvo que declarar desierto el procedimiento.

Ni las rebajas en el canon ni tampoco la mejora de las condiciones contractuales han llamado la atención de los empresarios. La planta superior tiene los accesos tapiados, haciendo de este enclave comercial un lugar de contrastes, también motivado por los tres puestos que todavía permanecen vacíos y sin uso cotidiano en la planta inferior. Por si fuese poco, la oferta de variedad en cuanto a las ventas cojea, pues por ejemplo no existe charcutería alguna en la que los vecinos puedan realizar sus compras. Los que vayan a por carne, pescado, frutas y hortalizas sí tienen, en cambio, margen de maniobra para ir poniendo cruces en la lista de la compra.

«Una buena opción sería que el Ayuntamiento trasladase hasta aquí algún servicio municipal»

«Una buena opción sería que el Ayuntamiento trasladase hasta aquí algún servicio municipal» Sebastián Jiménez | Pte. Asociación de Comerciantes del Mercado Ronda del Carmen

Mientras, los comerciantes que diariamente cohabitan en estas instalaciones municipales continúan echando en falta un reclamo que atraiga a más potenciales clientes al mercado. Tan solo los jueves, el día de la semana que se instala un pequeño mercadillo en la superficie de acceso anexa, el mercado de abastos de Ronda del Carmen parece ser un lugar con dinamismo comercial y con más parecido a la postal que arrojan otros mercados de estas características a lo largo de todo el territorio nacional. Lo fue, por ejemplo, ayer, cuando el goteo de personas no cesó durante buena parte de la mañana. Según trasladan desde detrás de los mostradores, los días restantes, a excepción del sábado, registran un trasiego mucho menor. Algo que repercute de forma negativa en las arcas de cada uno de los negocios existentes.

Incertidumbre

«Este mercado tiene presente. Si no, no estaríamos aquí. Lo que no tiene es futuro. A los jóvenes ya no les interesa tanto este modelo y siempre queda la incertidumbre porque la planta de arriba está sin uso, lo que hace que vengan menos personas». Así define el presidente de la asociación de comerciantes del mercado de Ronda del Carmen, Sebastián Jiménez, la situación que viven los negocios de este emplazamiento. La suya es una voz más que autorizada, pues en sus carnes ha vivido épocas de todos los colores, habiendo logrado salir siempre airoso de cada una de ellas para mantener con constantes vitales la carnicería familiar: «Llevo aquí desde los 15 años y tengo 61», explica mientras corta una ristra de salchichas frescas antes de pesarlas en la báscula para satisfacer el pedido de una cliente que asiente con cierto ademán cómplice.

La cabeza visible de los comerciantes del mercado de abastos de Ronda del Carmen considera prioritario que el Ayuntamiento de Cáceres dote de uso a la planta superior con el objetivo de favorecer un mayor flujo de personas: «Está claro que tienen que hacer algo, ya sea facilitar que se instale alguna cadena de supermercados, aunque tengamos que competir directamente con ella, o que incluso el Ayuntamiento traslade hasta aquí algún servicio municipal que obligue a venir a las personas», baraja entre las posibilidades que considera más factibles para que la actual situación pueda ser mejorada.

La planta superior tiene los accesos tapiados tras quedar desiertos los últimos concursos

Entre tanto, Sebastián Jiménez mantiene que el diálogo entre el Consistorio cacereño y los comerciantes del mercado de abastos brilla por su ausencia. «A nosotros nunca nos dicen nada. No hubo comunicación ni antes de las licitaciones, ni después. Ni siquiera nos han dejado subir a la segunda planta para ver cómo ha quedado», lamenta el presidente de la asociación.

Expectativas

Se da la circunstancia de que el mercado de Ronda del Carmen, inaugurado en el año 1955, reabrió sus puertas en 2016 tras contemplar una ambiciosa remodelación en la que se invirtió casi un millón de euros con fondos de la Junta de Extremadura. No obstante, las expectativas generadas antes de llevar a cabo la reforman tienen poco que ver con una cruda realidad actual dibujada en tonos grisáceos, ya que las pretensiones de los dirigentes públicos no han acabado de convertirse en certezas en cuanto al éxito de afluencia a las instalaciones.

Las instalaciones fueron reabiertas en 2016 tras una inversión regional de 990.000 euros

Hasta el momento, tras el fracaso del tercer y por ahora último concurso desierto de adjudicación de espacios, protagonizado este pasado verano, y toda vez se ha descartado la gestión de las instalaciones por parte de Ifeca, el Ayuntamiento de Cáceres no ha vuelto a pronunciarse públicamente hasta la fecha sobre el posible nuevo uso que se le pudiese dar a la planta superior del mercado con el objetivo de amortizar las inversiones realizadas en este céntrico emplazamiento cacereño. Sin duda, se trata de toda una cuenta pendiente para un mercado aún por explotar.

 

Fotos

Vídeos