Mateos le recuerda a Salaya que votó contra la zona azul

REDACCIÓNCÁCERES.

El PP trata de poner al alcalde, Luis Salaya, ante el espejo de sus contradicciones. Los populares están dispuestos a dar el famoso margen de cortesía de cien días al nuevo Gobierno, pero de momento ya dejan caer las primeras críticas con la zona azul. El portavoz del grupo popular municipal, Rafael Mateos, recordó ayer que el PSOE ha «cambiado su postura» sobre los estacionamientos regulados e incluso votó en contra en el pleno en el que se acordó la nueva licitación. Mateos aplaude que los socialistas quieran regular los aparcamientos.

El PSOE, apunta Mateos, se opuso «de manera rotunda por entender que no era beneficioso para la ciudad, y en cambio, ahora ya sí lo defienden, lo que muestra una vez más, un cambio de criterio» de los socialistas. El portavoz popular muestra su voluntad de diálogo para hablar del modelo de gestión.

Nuevo hospital

Por otra parte, el PP provincial aludió ayer a los problemas de «falta de personal y recursos» del nuevo hospital y denuncia las «pésimas» condiciones de los trabajadores. A su vez exige una solución «urgente» al SES.