«Tenemos un magnífico hospital en Cáceres que necesita ajustar su funcionamiento»

Juan Carlos Escudero, en su despacho del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres./Jorge Rey
Juan Carlos Escudero, en su despacho del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. / Jorge Rey

Anuncia cambios en el Universitario y avanza que algunos familiares de pacientes ingresados recibirán comida gratis hasta que haya cafetería

C. MATEOSCÁCERES.

Juan Carlos Escudero Mayoral (Coria, 1960) es un veterano de la administración pública que ha ocupado numerosos cargos de responsabilidad en el sistema sanitario extremeño. Médico de profesión, acaba de asumir la gerencia del área de salud de Cáceres tras pasar los últimos años gestionando la de Mérida. Llega en pleno proceso de puesta en marcha del nuevo Hospital Universitario.

-Vamos a hablar mucho del nuevo hospital...

-Eso es porque estáis equivocados sobre dónde están los problemas.

-¿Dónde están los problemas?

-En este [Hospital San Pedro de Alcántara, donde se desarrolla la entrevista]. Los problemas van a estar en el viejo San Pedro. El Universitario es un hospital nuevo y tiene que funcionar de forma diferente. Y es el hospital San Pedro de Alcántara, al que vienen unidades nuevas que nunca han tenido, como Psiquiatría o Geriatría, donde se van a dar los problemas de adaptación y de ubicación.

-De acuerdo, pero todo esto viene provocado por la apertura del nuevo.

-Sí, pero aquel ya está abierto. Tenemos un magnífico hospital nuevo que lo único que necesita es ajustar un poco su funcionamiento. Tenemos que ser más ágiles, más eficaces, y controlar algunos de los problemas que han aparecido, y que al principio no pareció que fueran a aparecer.

-¿Por ejemplo?

-Las operaciones de los niños. No se contó con que fueran a ser un problema.

-¿Y cuál es la solución?

-Tenemos tres colectivos: anestesistas, cirujanos y enfermeros. Habrá que hacer las cosas en función de cada caso. Habrá operaciones que se hagan en el Universitario, y habrá niños que después se tengan que venir al San Pedro para que la enfermería de pediatría los trate con más habilidades. Habrá traumatólogos, otorrinos u oftalmólogos que tendrán que operar en el San Pedro, porque así lo aconsejen las condiciones del niño. En cambio, el implante coclear, por ejemplo, se va a hacer en el Universitario. ¿Por qué? Porque el microscopio que se usa, que es la releche, está allí.

v

«El Universitario es un hospital nuevo que tiene que funcionar de manera diferente; los problemas van a estar en el San Pedro»

«Estamos buscando un sitio adecuado en el centro de la ciudad para ubicar el PAC»

-Pero ha habido niños que han tenido que ser llevados a Badajoz para operaciones que antes se hacían en Cáceres.

-Eso ha sido por unas incidencias determinadas que no se habían contemplado en la apertura del hospital, porque no se puede prever todo al cien por cien. Se está arreglando dialogando con los profesionales. Yo no opero. Lo que hago es hablar con los que lo hacen para que se haga en las mejores condiciones. En las dos o tres semanas que llevo he hablado varias veces con los anestesistas y los traumatólogos, que parece que es donde puede haber problemas.

-¿Quién tiene razón en la polémica que ha habido entre anestesistas e intensivistas a causa de la UCI del nuevo hospital?

-Eso es puro corporativismo. España es el único país de Europa donde hay medicina intensiva. Los anestesistas, como ambición legítima, tienen la intención de seguir mejorando. Pero las defensas corporativas se hacen donde se deben hacer, que no es dentro de un hospital. Aquí ha habido un conflicto porque alguien se ha pasado de la raya de manera personal defendiendo un asunto que es corporativo.

-¿Ese conflicto ha llegado a afectar a pacientes?

-Por supuesto que no. Son médicos, además los que atienden a nuestros pacientes más graves, y no van a poner en riesgo su vida jamás, bajo ninguna circunstancia.

-¿Los usuarios necesitan saber a qué urgencias deben acudir en Cáceres en cada caso?

-No, para nada, aunque al final la gente aprenderá dónde ir para que le solucionen el problema más rápidamente. Quien lo tiene que saber es Atención Primaria. Los médicos de cualquier pueblo ya saben que un problema quirúrgico tiene que ir al Universitario y uno médico al San Pedro. De eso se deriva el siguiente escenario: la ciudad de Cáceres ha estado acostumbrada a ir siempre a las urgencias del Virgen de la Montaña. Pero eso es un PAC, y ahora tenemos que ver dónde lo ubicamos cuando se cierre. Ya lo digo: estará en el centro de la ciudad.

-¿Dónde?

-Estamos buscando un sitio adecuado. Al parecer se encontró uno, pero tenía un problema de accesibilidad que lo hacía inviable.

-¿Faltan enfermeros en el nuevo hospital? Ellos dicen que sí y denuncian otros problemas, como las grandes distancias que tienen que recorrer y que ralentizan la atención al usuario.

-Sacarnos de nuestro pequeño espacio de confort siempre genera problemas. Hay cosas en las que se han precipitado y otras en las que no. Por ejemplo, el circuito interno de los quirófanos lo vamos a modificar, porque aunque se pensó en un circuito perfecto, está resultando lento. De momento está parada una decisión que se había tomado respecto al colectivo de celadores, hasta saber exactamente qué pasa en ese circuito para que sea tan lento. Ya se han identificado dos puntos en los que hay que mejorar, y en los próximos días se tomará una decisión definitiva. Parece que está identificado además que faltan celadores. Pero el nuevo hospital es magnífico, no me cansaré de repetirlo.

-¿Se está operando ya a máximo rendimiento en el Universitario?

-Ahora mismo ya se está operando de forma razonable y yo calculo que está al 30%.

-¿Qué significa razonable?

-Que ya están en marcha los quirófanos de CMA [Cirugía Mayor Ambulatoria], los locales, los de hospitalización, y ya operan todos los servicios.

-¿Y solo está al 30%?

-Al 30% de sus posibilidades. En el área de salud antes hacíamos unos 3.000 quirófanos al año, y ahora vamos a tener capacidad de hacer 4.000.

-¿Hay personal para ello?

-Debemos tenerlo, si no yo me voy. En el Universitario ya hay 18 personas más de las que había en el bloque quirúrgico del San Pedro para atender los quirófanos. Ahora hay mucho personal de vacaciones, pero calculamos que a partir del 15 de septiembre ya estará disponible entre el 80 y el 90% de todos los quirófanos. Y en octubre ya tenemos que tener 17 quirófanos disponibles.

-La falta de una cafetería en la que poder comer caliente repercute directamente en el bienestar los acompañantes de los pacientes del Universitario. Ahí sí ha sido evidente la falta de previsión, y el servicio está ahora mismo en concurso y no se va a resolver al menos hasta final de año. ¿Hay ya solución provisional?

-La empresa concesionaria ha decidido montar una carpa de manera provisional donde los usuarios puedan tener un espacio algo más habitable. Ahora pueden tomar algo, pero no de forma adecuada. Esa petición ya está hecha al Ayuntamiento por parte de la empresa. Nosotros hemos tomado otra decisión interna, que es que a los familiares que tengan que estar más tiempo del debido acompañando a un paciente les vamos a dar de comer nosotros de manera gratuita con los recursos propios del hospital. Hay que hacer algunos cambios, por ejemplo porque no hay carros suficientes para llevar entre 40 y 50 bandejas de comida más. Será solo para un acompañante y en situaciones en las que se vea que de verdad es necesario.

-¿Hay plazos concretos para la segunda fase del hospital?

-Los que marcó el consejero, yo solo soy gerente. Es decir, que el plan funcional está hecho y el proyecto para el diseño arquitectónico va a salir en septiembre. Está por decidirse si en los fondos de la Unión Europea entran las infraestructuras sanitarias. Si no, es un compromiso de la Consejería finalizar la segunda fase y tendría que buscar la financiación por otro lado.

-¿Qué carencias tiene el área de salud en cuanto a especialistas?

-Tenemos problemas en radiología, pero porque el servicio de Radiología del hospital nuevo es una pasada, ha aumentado mucho la complejidad de lo que vamos a hacer y necesitamos más radiólogos. También tenemos un déficit de tres o cuatro anestesistas.

-¿Y fuera de los hospitales?

-Cáceres tiene el área de salud más compleja que existe en Primaria, pues abarca desde Alcántara hasta Alía. Tenemos muchas dificultades para cubrir los extremos, que son las Villuercas y Los Ibores, y Alcántara y Valencia de Alcántara. Tenemos muy bien dimensionadas las plantillas, pero no somos capaces de encontrar en ninguna parte personal para cubrir plazas en centros de salud con funciones de atención continuada. También tenemos problemas en sustituciones.