Luis Salaya: «La puerta del Gobierno municipal está abierta para Ciudadanos»

El nuevo regidor posa antes de la entrevista con HOY cuatro horas después de haber entrado en su despacho en su primera jornada ./Jorge Rey
El nuevo regidor posa antes de la entrevista con HOY cuatro horas después de haber entrado en su despacho en su primera jornada . / Jorge Rey

El nuevo regidor dedicó el primer día en su despacho a perfilar los contactos con la oposición, hablar con los trabajadores municipalesy firmar documentos

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

«¡Alcalde, alcalde, espere un momento!». El sábado, tras su investidura, Luis Salaya Julián (Zaragoza, 1988) se desentendía de la llamada de una persona que reclamaba su atención a viva voz. Cuando por fin advirtió que aquel hombre se dirigía a él, pidió disculpas y se explicó. Aún no acaba de acostumbrarse al trato institucional. Pero Luis a secas, el concejal milenial, el de las redes sociales y la precocidad política ya se sienta en el despacho de Alcaldía. Ayer fue su primera jornada. Acudió temprano, a pie y con la ropa de casi siempre: vaqueros y zapatillas deportivas.

–¿Cuántos mensajes de felicitación hay en su teléfono móvil?

–He contado unos 350 wasap. Espero ir respondiendo a todos.

–¿Se acostó el viernes en la oposición y se levantó siendo alcalde?

–Me acosté con cierta esperanza de ser alcalde. Estaba todo en el aire, pero pensé que podía salir. Cada minuto que pasaba sin acuerdo me beneficiaba. Era el más votado.

–¿Pudo dormir?

–Dormí mejor el domingo. Fue la primera noche que dormí las horas debidas.

–En la madrugada del sábado le llama Cs y le dice que se abstiene...

–Me llamó Paco Alcántara a primera hora.

–¿Qué le dijo exactamente?

–No comento conversaciones con terceros, soy muy escrupuloso.

–Se estrenó como alcalde en el concierto de Leiva y se pagó la entrada. ¿No estaba invitado?

–Tengo la costumbre de pagar mis cosas. No fue un gesto de inicio de legislatura. Tenía planificado ir con mis amigos. De hecho, les dije que si no salía alcalde, lo mismo no iba.

–¿Cómo ha vivido las negociaciones de los últimos días?

–Han sido dos semanas muy duras emocionalmente. No solo para mí, también para el resto de portavoces. No quiero que parezca que soy el único que ha sufrido.

–¿Qué ha sido lo primero que ha hecho ya como alcalde?

–He llegado a las ocho menos cuarto de la mañana y he leído la prensa. Luego vino Servanda (secretaria de Alcaldía). Le he dicho que todos los exalcaldes me han transmitido que es una pieza fundamental de esta casa. Le he pedido que nos asista y ayude. Había cuestiones urgentes, como firmas que llegan y otras que hemos despachado. Hemos organizado el trabajo tras un gobierno en funciones. A media mañana he ido a saludar a los funcionarios. He recorrido los tres edificios del edificio y el Palacio de la Isla con la gente de Cultura. Les he dicho que necesitamos su ayuda y que estamos a su disposición. Que nos transmitan aquello que crean que se puede mejorar. Las puertas de mi despacho están abiertas.

–¿Cómo se ha encontrado el Ayuntamiento?

–Sé cómo está, más por mi labor en la oposición. No quiero hablar de la herencia. No voy a perder ni un minuto en aludir al pasado. No hemos venido a parar obras. Hemos venido a trabajar por la ciudad.

–¿Se reunirá con la oposición?

–Tengo previsto llamar esta tarde a los portavoces y convocarles a las reuniones mañana (por hoy). Me hubiera gustado empezar ya pero esto es duro e intenso. Hasta que delegue, soy concejal de todo, cualquier problema llega a mi mesa. Es una carga de trabajo. Tengo interés en delegar lo antes posible.

Luis Salaya firma los primeros documentos en Alcaldía.
Luis Salaya firma los primeros documentos en Alcaldía. / J. Rey

–¿Cuándo tendrá completo el Gobierno?

–Vamos a empezar a delegar en los próximos días. Esta semana estará bastante esbozado.

–¿Tendrá 9 áreas, una por edil?

–Lo tengo en la cabeza pero no voy a definir áreas. No puedo.

–En ese boceto, ¿entra Cs?

–Ciudadanos ha dicho que pasa a la oposición. Yo ya dejé clara cuál era mi opción preferida (gobierno de coalición). Si me dicen otra cosa volvemos a hablar. Yo no estaba negociando para llegar a la Alcaldía cuanto antes y a cualquier precio sino porque creía que era la mejor opción para gobernar la ciudad.

–¿Ha vuelto a hablar con Cs?

–No. Hablaré con los portavoces y los convocaré mañana uno por uno.

–¿Le ofrecerá entrar en el Gobierno?

–Vamos a conversar y a ver qué nos cuentan. La puerta está abierta desde luego.

–El PP tenía tres concejales con sueldo. ¿Con el PSOE?

–Habrá más liberaciones.

–¿El doble?

–No lo sé.

–¿Mantendrá el sueldo a los portavoces de la oposición?

–Aquí se trabaja mucho, en la oposición y en el gobierno. Doy fe. Esta legislatura ha servido para darnos cuenta. Los líderes vecinales nos piden que liberemos más concejales. Es una locura. No puedes desarrollar áreas si vas a tu actividad profesional. Yo he estado levantando mi empresa mientras tenía media liberación. No eran dos medias jornadas, eran dos jornadas completas. Tengo la idea de que los portavoces desarrollen su trabajo con los medios que necesitan. No podemos cometer el error de ser autoritarios ahora que estamos en el Gobierno. Todo lo contrario. Los concejales de la oposición hacen un trabajo básico. Tendrán todas las facilidades. Nos pondremos de acuerdo.

–¿Está dispuesto a parar alguna obra? Por ejemplo, Alzapiernas.

–No me gusta la solución dada, pero si buscase la forma de parar la obra arruinábamos la vida a un montón de personas. Para mí es impensable. No vamos a parar ninguna obra. No vamos a destrozar el trabajo de nuestros antecesores, vamos a acabarlo y a mejorarlo.

–¿Eso mismo vale para el Parque del Príncipe?

–Se valorarán las opciones. A lo mejor el planteamiento es el mismo. O si vamos al detalle, se pueden añadir cosas.

–¿Baraja parar las peatonalizaciones en marcha?

–Hablaremos con los vecinos y veremos el estado de los proyectos.

–¿Habrá punto limpio en el Junquillo?

–No. Vamos a quitarlo. Tengo esa deuda con los vecinos.

–¿Tendrá acceso La Cañada?

–Tenemos la obligación de ejecutar un acceso peatonal en esta legislatura. Es fundamental.

–¿Derribará el bloque C, como prometió, aunque los técnicos digan que es demasiado caro?

–Que me hagan los estudios técnicos necesarios, pero quiero tirar el bloque C. Venimos a gobernar , no a capear el temporal. Buscaremos la fórmula.

–Se comprometió a que la Policía Local volverá a Aldea Moret.

–Sigue en pie esa idea. Hemos sido tan prudentes que no hemos presentado macroproyectos en campaña. No hemos engañado a nadie con cosas que no podíamos a hacer.

–¿Qué pasará con la Cruz de los Caídos?

–Necesitamos un informe jurídico. Queremos saber si es legal que esté allí. Si es un símbolo legal, hay que decidir si la quitamos o no. Si no es legal, no hay más opciones.

–Ustedes se oponen a ampliar la zona azul, pero el nuevo pliego ya está redactado. ¿Qué harán?

–Vamos a verlo. Vamos a revisar los pliegos. Hablaré con Rafael Mateos (exconcejal de Movilidad) y los técnicos. Lo valoraremos. Espero un buen traspaso de poderes. Confío en ello.

–¿Habrá subvenciones a los toros?

–El Ayuntamiento no destinará fondos a los espectáculos taurinos.

–El PSOE ha denunciado el abandono de la Ribera del Marco, pero, ¿tiene algún plan concreto?

–Es nuestro sueño. Lo diseñaron Vito Roncero y Víctor Santiago, con Carmen Heras. Nosotros lo retomamos. Es importante y mucho dinero. Avanzará despacio, pero para nosotros es una obra fundamental.

–Está en minoría. ¿Teme una moción de censura?

–Tenemos una generación de políticos responsables y serenos. Seremos capaces de ponernos de acuerdo en lo importante.

–Las negociaciones a varias bandas, a deshora, con puestos sobre la mesa... ¿No cree que dan una sensación de mercadeo político?

–Soy consciente y me preocupa mucho que se ha transmitido esa imagen. Vamos a ver qué hacemos para cerrar esa brecha entre los políticos y la ciudadanía que en algunos casos se habrá sentido muy defraudada. Creo que hubo 25 hombres y mujeres que trabajaron de verdad por el interés de la ciudad. Pongo la mano en el fuego por los concejales, no por terceros de otras ciudades.

Más