«Lucharé hasta el final», dice la florista Avelina tras la sentencia para su desalojo

Quiosco de flores de Calvo Sotelo. :: hoy/
Quiosco de flores de Calvo Sotelo. :: hoy

La empresaria pide al Ayuntamiento que suba su indemnización pese a ratificar el juzgado un acuerdo de pleno que le daba un plazo de 5 meses

M. M. N.

En la Junta de Gobierno local extraordinaria celebrada ayer se conoció una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo del pasado 29 de noviembre que reabre el caso del quiosco de flores Avelina. El juez ratifica la resolución del pleno municipal del pasado mes de enero que da un plazo de 5 meses a los gestores del negocio situado en el parque de Calvo Sotelo para dejarlo libre. «El juez da la razón al Ayuntamiento en este litigio», vino a resaltar ayer el portavoz municipal, Rafael Mateos. Sin embargo, la última palabra aún no está dicha, ya que el fallo no es firme.

En la sentencia se corrobora la decisión plenaria de formalizar «la reversión del dominio público ocupado con todas sus pertenencias» en ese plazo de cinco meses. A su vez, se requiere a Avelina Sánchez, una de las vendedoras más conocidas de la capital, a que haga una «propuesta de la posible indemnización».

La interesada indicó ayer que aún no tenía conocimiento de la resolución, pero anunció su voluntad de alargar el contencioso si no hay acuerda con el Consistorio. «No sé nada de la sentencia judicial, pero lucharé hasta el final. Si el Ayuntamiento no llega a la indemnización justa no habrá acuerdo. Defiendo mis derechos y los de mi hijo», reseñó. La florista admite que el Consistorio ya le ha propuesto una cantidad, pero no llega a lo que ella considera mínimo.

Una sentencia de 2007 del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ya ratificó que el quiosco, ubicado en zona verde, era ilegal.

 

Fotos

Vídeos