La lluvia marca en Cáceres un San Jorge con sabor a despedida

El portavoz municipal socialista, Luis Salaya, ha hecho tremolar el pendón de San Jorge./Lorenzo Cordero
El portavoz municipal socialista, Luis Salaya, ha hecho tremolar el pendón de San Jorge. / Lorenzo Cordero

El portavoz municipal socialista, Luis Salaya, hizo tremolar un año más el pendón como concejal más joven, con 30 años

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

Al galope y bajo la lluvia vivió ayer la corporación municipal cacereña los actos institucionales por el día de San Jorge. El trayecto entre la concatedral de Santa María y el ayuntamiento después de la misa se realizó en tiempo récord. Fue una procesión cívica express, sin tiempo para la solemnidad porque una nube se cebaba contra la Parte Antigua y descargaba con fuerza. A muchos les pilló sin paraguas. Había que correr. El objetivo era llegar pronto al ayuntamiento, donde sus soportales se convirtieron en refugio hasta para la banda municipal.

La intensa lluvia marcó el día.
La intensa lluvia marcó el día. / L. Cordero

Todos los grupos políticos excepto CáceresTú (Podemos) participaron en la eucaristía que ofició el obispo Francisco Cerro, en la que puso el acento en la necesidad de que Cáceres sea «una ciudad de corazón abierto», ya que «se necesitan lugares de acogida e integración». En el acto había representación de los cuerpos y fuerzas de seguridad y también contó con la presencia de la Asociación San Jorge, que potencia el conocimiento histórico y religioso del patrón de la ciudad.

Luis Salaya, portavoz municipal del grupo socialista, aguantó durante el camino el mástil del pendón con el agua escurriéndosele por las manos, y acusaba esta dificultad. Ya en el balcón del ayuntamiento fue el encargado de hacer tremolar este símbolo de la ciudad, un «privilegio» reservado al edil más joven. Salaya ha podido volver a hacer este ritual después de que el año pasado fuera sustituido por Víctor Peguero (edil de Ciudadanos que abandonó la actividad política el verano pasado) al encontrarse lesionado. Se trata de una réplica del pendón original, ya que éste, del siglo XV, se encuentra en el despacho de Alcaldía.

 «Quería estar en el homenaje, ha sido toda una vida aquí»

«Quería estar en el homenaje, ha sido toda una vida aquí» Tomás Pérez | Policía local

La celebración de San Jorge que tuvo lugar ayer desprendía ya sabor a despedida. Todo es fugaz, pero es evidente que nada volverá a ser igual en la próxima celebración, la del año 2020, puesto que muchos de los ediles de la corporación no están en las listas municipales de su partido. El puzzle cambiará después de las elecciones del 26 de mayo.

Homenaje

La propia Elena Nevado, que hace una semana fue desplazada de la candidatura a la alcaldía por el PP para ser sustituida por Rafael Mateos, explicaba que aunque éste ha sido su último día del patrón como mandataria, la emoción la ha acompañado siempre como cacereña. Destacó la labor de los funcionarios jubilados del Ayuntamiento de Cáceres a los que ayer se les hizo un homenaje en el salón de Plenos, otro de los actos tradicionales de este día festivo.

Nevado y el resto de la corporación en la concatedral.
Nevado y el resto de la corporación en la concatedral. / L. C.

Un total de 19 personas recibieron en persona ese homenaje y otras siete excusaron la asistencia. Una buena parte de los homenajeados son miembros de la Policía Municipal, como Emeterio Corchado, que fue jefe de este cuerpo, Ángel Carvajal, que también desempeñó este cargo, o Isabel Mendoza, que ejerció este puesto de forma puntual. Tomás Pérez desempeñó el cargo de agente local durante 32 años y ayer, después de 26 horas de viaje, porque estaba en Nueva York, se acercó al salón de Plenos a recibir este homenaje. «Quería venir a mi jubilación, he aterrizado a las 9.30 de la mañana y aquí estoy, ha sido una toda una vida aquí». Carlos Tornavacas ejerció durante 35 años también como agente de la Policía. «Llevo dos meses jubilado y todavía no me he enterado, recibir este homenaje es emocionante». Después hubo un vino.

«Han sido 35 años de trabajo en Cáceres, es emocionante»

«Han sido 35 años de trabajo en Cáceres, es emocionante» Carlos Tornavacas | Policía local

Los actos en honor a San Jorge se remontan al siglo XVI, fecha en la que hay registros de las fiestas de San Jorge en el archivo municipal, con los gastos que generaba, según explicaba ayer el archivero Fernando Jiménez Berrocal, también presente en estos actos. La única ermita dedicada a este santo estaba dentro del ayuntamiento, situado en el Foro de los Balbos y que fue derribado a mediados del siglo XIX.