Lisístrata 2019

Lisístrata 2019
DAVID BARCENILLA

Agresión sexual por abuso, violencia de género frivolizada., «esa persona que no se está portando bien»; diferencia de sueldo por sexo;. y de repente otra noticia más: «creo que es bueno que las mujeres sepan lo que llevan dentro». Ésa fue la gota que colmó el vaso de Rita y fue en ese momento cuando mi querida amiga puso a funcionar sus RR SS y comenzó a movilizar a toda la ciudadanía bajo el hashtag #Lisístrata2019: ¿no quieren respetar nuestros derechos?, ¡nos moveremos al estilo de la vieja escuela!

En principio nadie apostaba por la huelga de Rita, pero muchas mujeres empezaron a sumarse y la falta de sexo empezó a hacer estragos sociales y en los distintos órganos de gobierno (y de religión). Los hombres comenzaron a estudiar diferentes maneras de engañarlas y de jugar con su instinto maternal, pero resultó que ellas eran más astutas y disfrutaban de su empoderamiento y de su libertad, conscientes de que si la situación se alargaba en el tiempo podría complicarse todo. Así que decidieron jugar todas sus cartas y colocar a los hombres contra la espada y la pared. Tras un largo mes de abstención sexual consiguieron la reafirmación de sus derechos y una nueva legislación en materia de violencia machista que reconocía las violaciones y que llevó a la cárcel a más de doscientos nuevos presos. También consiguieron la equiparación económica y el reconocimiento como mujeres, madres, hermanas, trabajadoras, profesoras o psicólogas. Es posible que la historia de Lisístrata, de Rita o de tantas otras. sea solo un cuento, pero, ¡imagínense si se convirtiera en realidad!

Hoy 8 de marzo de 2019, este espacio es de Cristina, que es quien ha derramado su sentimiento y sus palabras sobre este lienzo. Me sumo así a su alegato, al de Rita, al de Lisístrata. y al de todas vosotras.