«Los jóvenes de hoy también tienen que luchar porque llevan un abuelo dentro»

Los manifestantes clamaron en Cánovas por la revalorización automática de las pensiones. :: A. Méndez/
Los manifestantes clamaron en Cánovas por la revalorización automática de las pensiones. :: A. Méndez

Un grupo de jubilados protestaron ayer en Cáceres para reivindicar una mejora estructural del sistema público de pensiones

J. CEPEDA CÁCERES.

«Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden» o «sin lucha no hay hucha». Estas fueron algunas de las proclamas que una veintena de jubilados cacereños lanzaron ayer en el paseo de Cánovas en el marco de una nueva jornada de protesta para reivindicar una mejora estructural del sistema público de pensiones.

En vísperas de la nueva reunión de la comisión del Pacto de Toledo que tendrá lugar mañana miércoles en Madrid y en la que se estudiará la actualización tras no haber acuerdo la pasada semana, la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones clamó precisamente por una revalorización automática con relación al IPC. «Desde 2011 hemos perdido más de un 20 por ciento de poder adquisitivo», lamentó Javier Comín, portavoz de esta plataforma en Cáceres. El colectivo también pretende que se establezca una pensión mínima de 1.080 euros «para garantizar con dignidad la vida en relación a los criterios de la Carta Social Europea».

«Desde el año 2011 hemos perdido más de un 20 por ciento de poder adquisitivo»

«Desde el año 2011 hemos perdido más de un 20 por ciento de poder adquisitivo» Javier Comín Portavoz coordinadora

Asimismo, los activistas lucharán por que las pensiones tengan entidad propia en los Presupuestos Generales del Estado «y no dependan únicamente de las cotizaciones», explicó el portavoz del colectivo estatal. «Hay gente que ha trabajado 40 años y está cobrando una pensión de poco más de 600 euros. Así no se puede vivir».

«Quieren que trabajemos hasta el día del entierro, mientras los jóvenes están en paro o con indecentes sueldos»

«Quieren que trabajemos hasta el día del entierro, mientras los jóvenes están en paro o con indecentes sueldos» Charo Sánchez Pensionista

En el paquete de reivindicaciones de esta coordinadora se incluye el restablecimiento de la jubilación ordinaria a los 65 años y la supresión total de todo tipo de copago sanitario, actualmente condicionado según los ingresos de cada pensionista en particular.

Sin embargo, y a pesar del gran peso específico que encierran estas peticiones, la jornada de protesta en la capital cacereña estuvo lejos de ser multitudinaria: «Esto es Cáceres. Una ciudad de servicios con mucho banquero y mucho funcionario. Esas no son precisamente las pensiones mínimas. Es una ciudad en la que hay poca industria y poco espíritu reivindicativo, pero nosotros no vamos a cejar en nuestro empeño», defendió Comín sobre el discreto amparo proporcionado por los ciudadanos.

Una encomienda reivindicativa que, según la pensionista Charo Sánchez, no hay que cargar únicamente sobre los hombros de los mayores: «Los jóvenes de hoy también tienen que luchar por sus derechos porque llevan un abuelo dentro. Es algo que tienen que entender para defender las pensiones del futuro».

La misma protagonista acudió a la cita con una canción protesta ideada por ella misma y que fue entonada al unísono por varios de los manifestantes. «Quieren que trabajemos hasta el día del entierro, mientras los jóvenes están en paro o con indecentes sueldos. Empobrecen salarios y precarizan el empleo. Así no salen las cuentas», entonaron.

En el presente ejercicio 2018, la gran mayoría de las pensiones en España han registrado un ascenso del 1,6 por ciento, sin llegar aún al 2,1 por ciento del IPC. En el caso de las mínimas y las no contributivas, el incremento monetario ha sido del tres por ciento.

Será mañana, si existe acuerdo en la comisión del Pacto de Toledo, cuando se pueda arrojar más luz sobre si la tasa de inflación será o no finalmente por ley la referencia de subida para los bolsillos de los pensionistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos