La innovación se cuela en las aulas cacereñas

El CPR acogió una muestra de más de una veintena de proyectos innovadores en Cáceres. :: jorge rey/
El CPR acogió una muestra de más de una veintena de proyectos innovadores en Cáceres. :: jorge rey

El CPR organiza una muestra para que los centros enseñen sus proyectos | El arte, la naturaleza, la igualdad, la salud o los viajes inspiran nuevas formas de pedagogía que rompen con lo tradicional

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

En el colegio El Vivero los alumnos se están haciendo expertos en catástrofes naturales. Tornados, volcanes y tsunamis no tienen secretos para los niños de cuarto a sexto de Primaria. A través de un grupo de trabajo han estudiado dónde se dan, por qué se dan y qué se puede hacer si nos encontramos ante uno de ellos. Han elaborado infografías y maquetas y han disfrutado de actividades como charlas. Recientemente les ha visitado un paleontólogo del geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

También en este centro han estado todo el curso con 'Viverarte', una iniciativa que este año se ha centrado en la pintura. Cada curso ha trabajado a fondo un pintor y se han sumergido en distintas técnicas, además de profundizar en el conocimiento de diferentes cuadros y museos. La técnica del pixelado les ha servido para crear, cuenta Mamen Sapo Crespo, una de las coordinadoras de estos métodos de innovación en El Vivero. «Trabajar con este tipo de proyectos es costoso, pero muy gratificante, da sus frutos», explica esta profesora de Pedagogía Terapéutica y coordinadora de la Biblioteca.

La innovación en los centros educativos ha llegado para quedarse. No es que las clases ya no se den con lápiz, papel y libro (que se dan, mayoritariamente), sino que hay pequeños signos de que las cosas van cambiando, nuevas miradas. El pasado miércoles en el Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Cáceres se llevó a cabo una jornada de buenas prácticas en la que 21 centros de la ciudad y el entorno mostraron en vivo qué cosas hacen de otra forma. Según Covadonga Rodríguez, directora del CPR de Cáceres, «los centros hacen muchas cosas innovadoras, pero muchas veces no son conscientes, por eso es importante que se vea, que no se quede entre las cuatro paredes del centro».

Mamen Sapo Crespo Profesora «Trabajar con este tipo de proyectos es muy costoso pero es muy gratificante y da sus frutos»

Nuevas tecnologías

Covadonga explica que cada vez son más los centros que aplican nuevas metodologías. «El aprendizaje basado en proyectos (ABP) y el aprendizaje de servicios exigen trabajar de forma colaborativa», describe. Las nuevas tecnologías, con el plan Innovatec, también hilvanan novedades.

La igualdad se ha colado de lleno también en las aulas. En el colegio público Prácticas llevan desde el curso 2017-2018 ejecutando el proyecto de innovación 'Prevenir para vivir en Igualdad', bajo el que han desarrollado actividades en todos los niveles. Exposiciones, charlas de distintas profesionales, representaciones teatrales, juegos populares o campeonatos y trabajos de investigación han jalonado este proyecto que trata de enseñar sin diferencias de género. El patio, por ejemplo, se usa de forma igualitaria, coordinando las actividades que en él se realizan. Este colegio también expuso el pasado miércoles en el patio del CPR su club de lectura escolar, que ha logrado motivar a alumnos de 5º y 6º de Primaria con actividades que ponen en juego su imaginación.

Otros centros mostraron su lado más creativo. El CEIP Alba Plata llevó 'Alba Plata viaja por el mundo', y el Gabriel y Galán los grupos de trabajo 'Me camela mi huerto. Biblioteca Escolar' y 'Red Extremeña de Escuelas de Inteligencia Emocional'. En el María Auxiliadora trabajan de forma específica la Biblioteca Escolar y el San José el aprendizaje cooperativo.

Erasmus+

Son varios colegios de la ciudad los que tienen en marcha el proyecto Erasmus+. El Castra Caecilia trabaja, bajo este paraguas, metodologías y actividades en la escuela inclusiva y plurilingüe, y el Diocesano uno que se llama Epatados por la Igualdad, actividades sobre la mujer en el deporte y la igualdad.

Además de colegios cacereños también participaron centros de la provincia como el Ceip Doctor Huertas de Alcúescar, e institutos. El IES Santa Lucía del Trampal, el IES Sierra de Montánchez, el Brocense, El Hernández Pacheco y el Al-Qázeres enseñaron sus proyectos, al igual que la Escuela de Adultos, la CEPA.

La delegada provincial de Educación, María Luisa Guillén remarcó durante la presentación de estas jornadas el valor de los profesores que aportan «horas de trabajo extra» para que puedan apuntalarse estas actividades. «La administración debe ayudar», apuntó. La innovación surge en muchas ocasiones del esfuerzo de las personas que apuestan por una enseñanza diferente.

El CPR asesora, apoya y organiza formación en función de la demanda de los docentes y los centros. «Respondemos mucho a la formación en centros, a la formación de colectivos, tenemos muchísima demanda, hay actividades abiertas a la familia», describe Covadonga Rodríguez. Esta muestra de buenas prácticas contó también con actividades lúdicas para la participación de toda la comunidad educativa, muy necesaria para activar el cambio.