Un incendio en la sede de UGT de Cáceres obliga a precintar parte del edificio sindical

El incendio en la sede de UGT se ha declarado a primera hora de la mañana de este lunes:: / JORGE REY

El incendio se declaró en torno a las ocho de la mañana en el eficio de la calle Obispo Segura

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

«De los males ha sido el menor, para lo que pudo haber sido», afirmaba ayer el sindicalista histórico de UGT Jacinto Romero Pacheco, mientras los bomberos apagan el fuego que se originó ayer por la mañana en la sede de UGT en Cáceres, en la calle Obispo Segura Sáez. «Hubo un cortocircuito en el despacho del secretario provincial, y las llamas salían por las dos ventanas del despacho. Sólo había un compañero en la sede cuando ocurrió el incendio y menos mal que no le ha pasado nada», explicaba Romero.

El fuego comenzó a los pocos minutos de las ocho de la mañana y hubo suerte de no lamentar desgracias personales, porque el fuego empezó en el despacho de la entrada, y el único empleado que estaba a esas horas en UGT estaba en un despacho interior y pudo haber tenido problemas para salir de no haberse dado cuenta enseguida de que había fuego. Él notó que había mucho humo, vio el despacho en llamas e intentó apagar el fuego con un extintor pero no pudo, dando el aviso de lo que ocurría.

El concejal de Seguridad, Andrés Licerán, con un responsable del Sepei junto a la sede de UGT ya precintada:: JORGE REY
El concejal de Seguridad, Andrés Licerán, con un responsable del Sepei junto a la sede de UGT ya precintada:: JORGE REY

El concejal de Seguridad Andrés Licerán, que se desplazó al lugar de los hechos junto al alcalde, Luis Salaya, reseñó que se procedería a precintar parte del edificio como medida preventiva, a la espera de que los informes técnicos certifiquen si las llamas habían afectado a la estructura de la antigua casa sindical.

Pese a lo aparatoso del incendio el fuego solamente afectó a dos despachos

Las llamas se iniciaron en el despacho del secretario provincial, Ceferino Rontomé. La acumulación de papeles facilitó que se propagase el incendio, que sin embargo no originó heridos y solo algunos daños materiales. A media mañana el jefe de Infraestructuras del Ayuntamiento procedía a analizar la situación, ya con el precinto colocado tanto en la entrada a UGT desde la calle Obispo Segura como en el lateral en el que se encuentra la ventana exterior del despacho afectado. Es la acera de la calle Ciriaco Benavente que lleva hasta la sede de Comisiones Obreras, que permanecía abierta.

Patrocinio Sánchez, secretaria general del sindicato ante el despacho incendiado.
Patrocinio Sánchez, secretaria general del sindicato ante el despacho incendiado.

Patrocinio Sánchez, secretaria general de UGT, acudió a las dependencias sindicales para interesarse por lo sucedido. El fuego sólo ha afectado a dos despachos, principalmente al del secretario provincial y a uno contiguo, que es en el que estaba el trabajador que avisó del incendio, al que al principio le extraño el olor a quemado, pero lo cierto es que ayer la ciudad de Cáceres olía a quemado en muchos lugares por culpa del incendio de Portugal.

A las once de la mañana el Sepei dio por extinguido el incendio, después de enfriar las zonas afectadas. Al lugar acudieron tres vehículos de bomberos, agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional. Precintando los agentes el lugar.

«Ha quedado todo en el susto. La rápida intervención de los efectivos de los cuerpos de seguridad y de los bomberos ha permitido minimizar el impacto. Ha sido muy espectacular pero lo principal es que no ha habido daños personales», apuntó el concejal de Policía y portavoz del Gobierno Local. Andrés Licerán señaló que se estaba a la espera de los informes técnicos antes de valorar el alcance de la situación.

Por su parte, Patrocinio Sánchez resaltó que se había notificado el suceso al Ministerio del Interior, como propietario del edificio. «Tendrá que hacer su valoración. El edificio se había reformado hace poco», indicó la responsable sindical.

La policía científica hará un estudio y un informe de lo ocurrido, aunque todo parece indicar que el origen fue un cortocircuito. UGT también tendrá que valorar la importancia de la documentación que se ha perdido por culpa del fuego.