Los hosteleros de la Madrila entrarán en prisión en octubre

Declaración de uno de los hosteleros durante el juicio. /HOY
Declaración de uno de los hosteleros durante el juicio. / HOY

Alguno quiere entrar cuanto antes con la esperanza de poder obtener el tercer grado en Navidad

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«La próxima semana o la siguiente, la mayoría de los hosteleros ingresarán en el centro penitenciario de Cáceres», afirma uno de los abogados de los once hosteleros condenados por el ruido en La Madrila. Todos estarán encarcelados en octubre.

De los once condenados, nueve ya saben que el Gobierno no les ha dado el indulto parcial que solicitaron. El Juzgado de lo Penal número 2 que les condenó ya tienen las resoluciones denegatorias del Consejo de Ministros, y en los próximos días se lo comunicarán personalmente. También les dirán que tienen diez días para ingresar voluntariamente en prisión. Los otros dos que faltan ya saben que tampoco lograrán el indulto y su denegación de indulto llegará en unos días. Hay abogados que aseguran que las 11 peticiones de indulto se vieron en el Consejo de Ministros del 30 de agosto, llegando la decisión del Gobierno en funciones de manera escalonada al Juzgado.

A los hosteleros condenados ya sólo les queda asumir la pena, entrar en prisión y esperar que cuanto antes le puedan dar el tercer grado. No quieren hacer declaraciones y tampoco quieren que la plataforma que les apoya 'Yo también hice ruido en La Madrila' haga más actos de protesta, ya que consideran que puede ser perjudicial para obtener beneficios penitenciarios. Algunos quieren entrar cuanto antes en la cárcel, esperando que puedan salir en libertad, parcialmente, en Navidad. De los once hosteleros, diez tienen que cumplir una pena de dos años y tres meses, y según expertos en Derecho podían estar con el tercer grado a los dos o tres meses. Hay otro hostelero, el único que no ha pagado indemnizaciones a los vecinos, que ha sido condenado a dos años y nueve meses.

Lo que más le ha extrañado a los abogados de los condenados es la rapidez del Gobierno en Funciones en resolver sobre los indultos. Han tardado un año desde que la sentencia es firme. En los 17 indultos concedidos el año pasado, sólo hubo un caso en el que se tardó 8 meses después de la sentencia, en otros dos casos se tardó un año, y un año y medio en otros dos. Hubo dos que se decidió a los dos años y medio de la sentencia, uno a los tres, tres a los cuatro años, tres a los seis años, dos a los ocho y uno a los trece años.