Los hosteleros de la Madrila empiezan a ingresar en la prisión de Cáceres

En torno a las ocho de la tarde ingresó en el centro penitenciario el primero de los hosteleros. /Jorge Rey
En torno a las ocho de la tarde ingresó en el centro penitenciario el primero de los hosteleros. / Jorge Rey

Los primeros han llegado este jueves a la cárcel con la esperanza de poder salir en Navidad o en enero

REDACCIÓN

Tal como estaba previsto, los hosteleros condenados por el juicio del ruido en La Madrila de Cáceres, han empezado este jueves a ingresar en el centro penitenciario de Cáceres.

A las ocho de la tarde entraba en el Centro Penitenciario de Cáceres el exgerente de La Belle, y está previsto que en la jornada de este jueves o mañana, viernes, lo haga el ex gerente del pub La Cuerda. Estos dos locales son los dos condenados por hacer ruido excesivo de La Madrila Alta, el resto estaban en la Madrila Baja, salvo 'El Tacones', que estaba entre las dos zonas.

Entre el viernes y la próxima semana se sucederán los ingresos en prisión. Se espera que los once hosteleros estén en la cárcel este mes de octubre. Uno de ellos ha solicitado el que le libren de ir a prisión por problemas de salud.

La mayoría quiere empezar a cumplir su condena lo antes posible, con la esperanza de que en diciembre o en enero puedan estar con el tercer grado, con lo que solo tendrían que ir a dormir al centro penitenciario.

De los once condenados, diez tienen que cumplir una pena de dos años y tres meses, y uno ha sido sentenciado a dos años y nueve meses de cárcel. Este último es el único que no ha pagado a los vecinos víctimas del ruido, al asegurar que no tiene dinero. Otros condenados han recibido la ayuda económica de familiares para hacer frente a las multas e indemnizaciones.

El Centro Penitenciario de Cáceres es considerada una prisión relativamente tranquila, con alrededor de 425 internos y con cierta escasez en el número de funcionarios que atienden a los presos.