El Hospital Provincial cerrará aunque no haya ubicación alternativa para el PAC

EFE

cáceres. La Junta de Extremadura cerrará el Hospital Provincial Virgen de la Montaña a finales de septiembre o principios de octubre, aunque tenga que clausurar el Punto de Atención Continuada (PAC) al no haber encontrado una nueva ubicación para él. Será una vez que se haya resuelto el traslado de la Unidad de Hospitalización Breve y todos los dispositivos del equipo de salud mental al Hospital San Pedro de Alcántara.

Así lo anunció ayer el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, antes de inaugurar una jornada organizada por la asociación Qué Bonita es la Vida con motivo del Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Vergeles señaló que el retraso del traslado al San Pedro se debe a la necesidad de «cumplir con todos los requisitos arquitectónicos a que nos obliga el Defensor del Pueblo para la nueva ubicación».

El consejero se refirió a la reubicación del Materno Infantil en el San Pedro y la reforma del centro hospitalario, que «permiten que la Unidad de Hospitalización Breve y los equipos de salud mental tengan acceso desde la calle y utilizar las antiguas instalaciones de obstetricia, ginecología y pediatría para que se puedan ubicar ahí».

Recordó que todavía resta la reubicación del PAC, que «requiere un abordaje mucho más integral en el que se incluye al Ayuntamiento de Cáceres». «Tenemos que buscar una ubicación que esté en el centro de Cáceres para poder situar ese PAC, ya que la gente está acostumbrada a poder hacer uso del mismo en un espacio céntrico», manifestó. Aclaró que «aunque se tenga que clausurar el PAC, en cuanto se hayan trasladado las unidades citadas, la Junta hará entrega de las llaves a la Diputación».