El hospital nuevo de Cáceres no abrirá las Urgencias hasta que tenga operativos sus 17 quirófanos

Una de las nuevas consultas de oftalmología que empezaron a funcionar ayer en el hospital./Jorge Rey
Una de las nuevas consultas de oftalmología que empezaron a funcionar ayer en el hospital. / Jorge Rey

Entre esta semana y la próxima se completa el traslado de las consultas para iniciar después la cirugía ambulatoria y los ingresos en planta de pacientes nuevos

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSCáceres

Las Urgencias del Hospital Universitario de Cáceres empezarán a funcionar un lunes, pero aún no se sabe de qué semana. Primero tendrán que estar operativos los 17 quirófanos habilitados en el centro, cuya entrada en funcionamiento va a ser el «momento crítico» de todo el proceso de apertura del nuevo centro hospitalario, que comenzó el pasado 30 de enero. Así lo indica el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco, quien pone el acento en que lo esencial será garantizar la «bioseguridad» de los quirófanos, es decir, que no haya rastro de organismos que puedan causar infecciones a los pacientes. En principio, la puesta en marcha podría producirse durante el mes de abril.

Más información

Para finales de la próxima semana está prevista la apertura de un pequeño quirófano en el que se llevarán a cabo operaciones de menor calado y que servirá como banco de pruebas para el resto. De manera simultánea se completará, también la semana que viene, el traslado de las consultas que faltan, que son traumatología, dermatología y radiología, después de que ayer miércoles entraran en funcionamiento las de oftalmología, otorrinolaringología y urología, tal y como estaba previsto en el calendario avanzado hace unos días por la Consejería de Sanidad.

A partir de ese momento, según detalla Ceciliano Franco, se llevará a cabo la «limpieza terminal» de los 17 quirófanos (15 grandes y dos pequeños) con los que cuenta el hospital, que quedarán completamente sellados y donde se realizarán muestreos minuciosos para asegurarse de que estén libres de hongos y bacterias. Una vez que la bioseguridad quede garantizada comenzarán a funcionar, y será a partir de entonces, concretamente un lunes, cuando abra también el servicio de Urgencias. Hay que recordar que se cerrarán las Urgencias del Hospital Virgen del la Montaña, de manera que las dos que permanecerán operativas serán las del Universitario y las del San Pedro de Alcántara.

Al mismo tiempo que la entrada en servicio de los quirófanos empezarán los ingresos hospitalarios de la pacientes en las 222 camas de las que dispone del centro. Ceciliano Franco matizó que, salvo excepciones, no se llevarán a cabo traslados de pacientes ya ingresados en otros hospitales de la ciudad, sino que las habitaciones del Universitario se irán ocupando con pacientes de nuevo ingreso. Está previsto que las primeras hospitalizaciones sean de pacientes de oftalmología y cirugía plástica, especialidades que hasta ahora tenían como sede el hospital Virgen de la Montaña. Será en ese momento cuando el hospital empiece a funcionar de manera ininterrumpida las 24 horas, puesto que hasta ahora lo hace tan solo en horario de mañana para consultas.

El gerente del SES destacó también como una de las operaciones más delicadas dentro de este proceso de puesta en marcha del hospital la instalación del nuevo equipo de resonancia magnética, un aparato de alta tecnología que para ser instalado necesita de unas condiciones muy precisas de estabilidad y de temperatura.

Como se ha venido informando, los tres hospitales de la ciudad convivirán durante algún tiempo, e incluso habrá 13 servicios duplicados entre el Universitario y el San Pedro de Alcántara. Por el momento, los espacios que queden libres con el traslado de especialidades del Virgen de la Montaña serán ocupados con otros servicios del mismo hospital, antes de que se produzca el cierre definitivo en una fecha aún por determinar.

El balance de Ceciliano Franco de los poco menos de dos meses que lleva abierto el nuevo hospital es «muy satisfactorio», ya que no se han producido incidencias relevantes, más allá de una caída de la tensión eléctrica a principios de febrero y que apenas causo trastornos porque ocurrió por la tarde, cuando ya había finalizado el horario de las consultas.

«Hasta ahora no ha habido que hacer cambios en el plan previsto porque todo está marchando bien, y la adaptación de los profesionales también está siendo buena», señaló el responsable del SES, quien alabó además el funcionamiento «perfecto» del servicio de autobuses urbanos puesto por el Ayuntamiento. Aseguró además que la obra del acceso principal se está ejecutando más rápido de lo previsto, por lo que probablemente quedará finalizada a lo largo del mes de abril.