La Guardia Civil investiga el caso de los 50.000 euros en una casa abandonada

El dinero que encontraron dos jóvenes podría haber sido obtenido tras cometer algún delito

S. L.CÁCERES.

Está en proceso de investigación. La Guardia Civil no ofrece más información sobre el caso de los 50.000 euros que dos jóvenes encontraron en una casa abandonada en Coria, en una calle cercana al Ayuntamiento.

Tal y como adelantó ayer este diario, la Audiencia Provincial de Cáceres ha juzgao un extraño caso: el de dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, que en el año 2016 encontraron en una casa abandonada 50.000 euros.

La sentencia de la Audiencia indicaba que en la madrugada del 17 de marzo de 2016 los dos se fueron a fumar un porro en una discoteca que estaba abandonada. Estando allí les llamó la atención una vivienda que se encontraba al lado, que estaba también en estado ruinoso. Empujando la puerta principal lograron entrar en la casa, y en su tercera planta vieron una caja. En el interior de esa caja había una bolsa, y dentro una radio antigua en cuyo interior había otra caja con 50.000 euros, la mayoría en billetes de 500 euros.

Los dos amigos se repartieron el dinero encontrado: 25.000 euros para cada uno, y comenzaron a gastarlo en ropa, videoconsolas y juegos. Los que habían escondido el dinero en la casa supieron así que ellos habían encontrado los 50.000 euros y se los exigieron, entregándoles ellos el dinero por temor a que les pasara algo. No ha trascendido si se lo entregaron físicamente a alguien o dejaron el dinero en algún sitio.

La casa abandonada, que al parecer ya ha sido tirada, pertenecía a cuatro hermanos (tres hombres y una mujer) que han asegurado que no era suyo el dinero. Los jóvenes por su parte han sido juzgados por haber cometido un hurto, el mayor de edad acaba de ser condenado a nueve meses de prisión.

La Guardia Civil está investigando quién exigió el dinero a los jóvenes, y si esa cantidad tiene una procedencia ilícita como un robo o venta de drogas.