La Guardia Civil empieza a vigilar edificios judiciales de la provincia

Está realizando labores de custodia y control en las ciudades de Cáceres, Plasencia, Coria y Navalmoral de la Mata

REDACCIÓNCÁCERES.

Desde hace varios días, en la entrada del Palacio de Justicia de Cáceres, en donde la gente accede al edificio tras pasar por uno de los dos arcos de seguridad, hay varios miembros de la Guardia Civil, que están realizando labores de control junto a los vigilantes de seguridad que normalmente están aquí destinados.

El Ministerio del Interior ha señalado a la Redacción del Diario HOY en Cáceres, que esto se debe a un acuerdo marco suscrito entre ese Ministerio (la Dirección General de la Guardia Civil) y el Ministerio de Justicia, en materia de seguridad de edificios judiciales y fiscales.

Con ese convenio, agentes de la Guardia Civil se encargan de la vigilancia y custodia de los edificios judiciales ubicados en partidos judiciales de la provincia de Cáceres, completándose con las funciones que se vienen prestando ahora por la seguridad privada. Indica que se quiere aprovechar, «la gran experiencia y profesionalidad de los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la vigilancia y protección de instalaciones e inmuebles».

Están realizando esta labor dos suboficiales y cinco guardias civiles que se encuentran en situación de reserva

El servicio lo están prestando desde el pasado lunes, 10 de junio. Se encargan de la vigilancia y protección de las sedes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura y del Palacio de Justicia en donde está la Audiencia Provincial, ambas en la ciudad de Cáceres. También están en las sedes de los Juzgados de Plasencia, Navalmoral de la Mata y Coria.

Los efectivos inicialmente asignados a este sevicio son dos suboficiales y cinco guardias civiles en situación de reserva.

La dirección de la Guardia Civil señala que al asumir las funciones de vigilancia y custodia de los edificios judiciales, «cualquier incidente o circunstancia que se produzca en el interior de estos edificios, y que requiera una respuesta diferenciada de la propia seguridad del inmueble, será ejercida por el cuerpo policial que tenga atribuidas las competencias funcionales en la localidad donde se ubique la sede judicial».