«A la gente le gusta la amplitud de la calle Virgen de Guadalupe»

Virgen de Guadalupe espera la puesta en marcha de su carril de tráfico mixto para bicis y coches. :: a. m.

Virgen de Guadalupe se estrena con buenas impresiones a la espera de la habilitación del carril bici

CRISTINA NÚÑEZCÁCERES.

«La gente está contenta, la acera de la derecha estaba muy mal y ahora se puede andar mejor, hay más amplitud». Habla Pepe Casallo, el dueño del kiosco de Virgen de Guadalupe. Desde ese punto de venta de prensa, que ha sido trasladado hasta la calle Viena, ha sido testigo directo en los últimos nueve meses de los trabajos en una parte de esta vía, donde se ha creado el doble carril y aceras más anchas con nuevo pavimento. Una obra que no ha estado despojada de polémica por el transplante y eliminación de varias acacias.

La última semana de julio se retiraron las vallas y ya se pudo experimentar la sensación de circular por esta avenida remozada. A simple vista no ha cambiado demasiado su fisonomía, aunque la mejora del pavimento y la nueva iluminación son los aspectos que más convencen a los usuarios de esta calle. Para Casallo una de las mayores preocupaciones ahora es la velocidad con la que atraviesan la calle los coches, y que cree que puede ser problemática, al menos a él le inquieta y asegura que es una apreciación que escucha con frecuencia.

DATOS

Presupuesto
Se han empleado 576.000 euros en la reforma de esta calle, una obra que ha ejecutado la empresa Santano.
Ejecución
La obra se ha desarrollado en nueve meses, un plazo ajustado al que se dió a su inicio en el mes de enero.

Fidel Amado es el dueño de la cafetería Vetonia, que se sitúa en la esquina entre la calle Virgen de Guadalupe y Santa Joaquina de Vedruna. «No se han quitado tantos aparcamientos como se creía», valora este hostelero, satisfecho también por el hecho de que no se haya modificado por ahora la zona azul, presente en el tramo del cruce entre la calle Viena y Santa Joaquina de Vedura. Amado también percibe el aumento de la velocidad del tráfico rodado en esta calle, sobre todo en las motocicletas, algo que le parece preocupante. Y eso que este mes todo va a otro ritmo. «Estamos hablando del mes de agosto, en el que la circulación todavía no es muy fuerte».

«Los coches van a una velocidad muy alta, es algo que se percibe» Pepe Casallo | Kiosco

La mayor ventaja para este hostelero es que los coches pueden moverse con mucha más holgura. «Antes si venía un autobús ya no cabía un coche, resultaba hasta peligroso». Pese a que ahora su terraza funciona sin problemas y con mayor espacio, el hostelero reconoce que la obra «ha sido muy dura, los camiones, las radiales, el polvo, por aquí hay pocos locales de hostelería, pero yo sí lo he notado». En efecto, este tramo de Virgen de Guadalupe se caracteriza fundamentalmente por la presencia de oficinas de atención al público y consultas médicas. Es la zona inferior, la más próxima a Hernán Cortés, la que concentra un mayor número de negocios dedicados a la hostelería o comercio. La iluminación nocturna también es una gran mejora, apunta el dueño de este local.

Sin inauguración

Fidel bromea con el tema de la inauguración de esta calle, que probablemente no se hará. Fue durante el mandato de Elena Nevado cuando se inició la obra. «En el bar dicen que debería inaugurar un carril el alcalde Luis Salaya o otro Elena Nevado, Salaya el de la izquierda y el derecho Nevado», bromea este hostelero, a la espera de que termine de rematarse el trabajo con el mobiliario urbano y jardinería.

Vecinos y comerciantes perciben un aumento de la velocidad de los vehículos al paso por esta avenida tras la obra

Vecinos y comerciantes perciben un aumento de la velocidad de los vehículos al paso por esta avenida tras la obra

Luis Valle es el portero de una de las fincas de la avenida, en la que hay nada menos que 117 viviendas. «Al principio se quejaba todo el mundo, por las molestias, pero una vez que está hecha la obra la gente está encantada». Según lo que le transmiten a este portero los vecinos, lo mejor es la fluidez del tráfico y la amplitud para los peatones. Respecto a los aparcamientos, indica que aunque sí se percibe que hay menos espacios, la desaparición no es tan grande como se esperaba. «La zona azul no ha cambiado tampoco», reseña este trabajador. «Los vecinos temen que la puedan poner en las zonas que están libres», reflexiona. Como aportación, cree que lo que falta es una zona de carga y descarga. En su edificio hay muchas mudanzas o entregas de muebles y falta un lugar en el que se puedan depositar las mercancías. «El único remedio es en doble fila».

Carril bici

Entre los viandantes las apreciaciones son también positivas, aunque algunos observan que no hay ningún carril bici, un detalle que sí incluye el proyecto. No es que a última hora se haya caído esta propuesta. Uno de los dos carriles de los que consta esta vía está habilitado para el uso de bicicletas y de los coches de forma simultánea. Se trata de una especie de carril lento, con una velocidad máxima de 30 kilómetros hora, que permite esta movilidad mixta. Se hallan a la derecha de la vía, uno en cada sentido. Al parecer, y según fuentes de Ayuntamiento, el motivo por el cual aún no se ha señalizado es que no se dispone de las plantillas para pintarlas. Son señales oficiales del Ministerio de Fomento que hasta ahora solo se han puesto en la rotonda de Renfe.

«No se han quitado tantos aparcamientos como se creía al principio»

«No se han quitado tantos aparcamientos como se creía al principio» Fidel Amado | Vetonia

«Los vecinos temen que se pueda ampliar la zona azul en esta calle»

«Los vecinos temen que se pueda ampliar la zona azul en esta calle» Luis Valle | Portero

Se trata de lo que se conoce como un carril de 'tráfico calmado', en el que al circular más lentamente los conductores tienen más tiempo para reaccionar. No es un carril reservado de forma exclusiva para las bicicletas. Este tipo de fórmulas tienen predicamento en ciudades en las que la bicicleta tiene una presencia muy habitual, como Vitoria. La transformación hacia la movilidad sostenible va introduciéndose con estas soluciones mixtas.