La Fundación Robert F. Kennedy se interesa por Cáceres para un proyecto internacional

Vista general de El Madruelo, situado en la calle Tenerías. :: /Armando Méndez
Vista general de El Madruelo, situado en la calle Tenerías. :: / Armando Méndez

El edificio El Madruelo es la principal opción que maneja la entidad para implantarse en la ciudad cacereña, donde planea una ambiciosa iniciativa cultural y medioambiental

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Al Madruelo, el emblemático edificio de la calle Tenerías de Cáceres, le han echado el ojo. Según ha podido saber este diario, hoy por hoy es la principal opción que maneja la Fundación Robert F. Kennedy para implantarse en la ciudad y desarrollar desde aquí un proyecto internacional centrado en el medio ambiente y la cultura, que contemplaría la presencia en la ciudad de jóvenes de otros países.

Esta entidad debe su nombre al hermano del presidente estadounidense John F. Kennedy. Robert fue fiscal general de Estados Unidos y murió asesinado cuando se postulaba como candidato del partido demócrata para las elecciones presidenciales. La fundación, cuyos orígenes se remontan a 1968, se dedica a promover la educación y proteger los derechos humanos.

El aterrizaje en Cáceres de esta entidad vendría de la mano del grupo inversor Scipion Real Estate, promotor del proyecto del hotel de lujo en el Palacio de Godoy, que planea más intervenciones en la ciudad. El pasado 19 de diciembre, durante el acto de presentación de la actuación prevista en Godoy, Fernando Palazuelo, gerente de Scipion, ya avanzó ante los medios de comunicación que la Fundación Robert Kennedy se habría interesado por ocupar algún edificio en desuso de la capital cacereña. Hay que recordar que el Ayuntamiento facilitó al grupo peruano una relación de inmuebles de interés actualmente desocupados, tanto públicos como privados.

En una entrevista posterior concedida a este diario, publicada el 3 de febrero, Palazuelo añadió sobre la fundación: «Podemos adelantar que con el apoyo de la Junta de Extremadura y la Alcaldía de Cáceres, como consecuencia del proyecto global de inversión que queremos acometer, la RFK Foundation (Fundación Robert F. Kennedy) está muy interesada en tener la sede social de España en Cáceres, que seguro enriquece el espectro cultural y dará un espejo internacional a la ciudad y a la región», señaló.

En datos

2013
fue el año en el que la Junta de Extremadura vació de alumnos El Madruelo por su mal estado.
4.700
metros cuadrados de superficie tiene la parcela de El Madruelo, donde hay 1.800 construidos.

El Madruelo lleva sin uso seis años. En 2013 la consejería de Educación, entonces titular del edificio, decidió desalojar a los alumnos del IES Virgen de Guadalupe que estudiaban en su interior ciclos formativos como medida preventiva por las deficiencias detectadas en el inmueble. Después, en 2015, el Ayuntamiento solicitó la devolución de la construcción a la Junta de Extremadura, pero hasta ahora no le ha dado ningún uso. En el interior hay colchones, pinturas en las paredes, restos de basura y hasta una nevera. Los vecinos han alertado a la Policía de que hay gente que accede a su interior de forma ocasional.

Preguntado por el futuro de El Madruelo, el Ayuntamiento prefiere guardar silencio. No obstante, el portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Mateos, sí adelantó hace unas semanas que existe un plan para este inmueble. «Estamos en condiciones de anunciar que estamos trabajando en un proyecto no solo cultural, sino también medioambiental, que dé un nuevo uso a este edificio y que tenga como premisa la generación de empleo en este barrio cacereño. La dotación del proyecto supera el millón de euros», dijo el 25 de febrero en el programa 'A esta hora' de Canal Extremadura Televisión. Mateos, que no desveló quién estaba detrás de este proyecto, pidió prudencia para la actuación, al tratarse de una intervención de «mucha importancia». Por último, dijo que antes del verano se conocerán todos los detalles del futuro más inmediato de El Madruelo.

Hay que tener en cuenta que uno de los atractivos de este antiguo colegio reside en su ubicación y su entorno. El edificio se enclava en una amplia parcela situada junto a una zona muy especial de la ciudad: las huertas de la Ribera del Marco. De ahí el interés medioambiental de este espacio. Recientemente han visitado el edificio técnicos municipales, que han estado tomando medidas en el exterior.

Un inmueble con historia

El Madruelo está unido a varias generaciones de cacereños. Su construcción se fraguó durante la II República. Pero antes de recibir a sus primeros alumnos, debido al estallido de la Guerra Civil, se convirtió en la sede de la Jefatura Provincial de Milicias de la Falange y en comedor de auxilio social. En el curso 1941/1942 comenzó a funcionar, por fin, como colegio (se llamaba Nuestra Señora de Guadalupe), un uso que conservó hasta la década de los noventa. Después fue instituto, hasta que en 2013 se produjo su desalojo por su mal estado.

En la actualidad, la Fundación Robert F. Kennedy, con sede en Nueva York, está dirigida por la abogada y activista Kerry Kennedy, hija de Robert. Esta entidad trabaja en diferentes puntos del mundo junto a activistas locales en programas que promueven, por ejemplo, la educación de niños en la defensa de los derechos humanos.

Los vecinos quieren utilizar una parte del edificio

En El Madruelo también han puesto sus ojos los vecinos de la Ciudad Monumental, que el pasado sábado celebraron unas jornadas monográficas dedicadas al edificio con el fin de rescatar su memoria, a través del testimonio oral de sus antiguos alumnos, y con el objetivo también de buscar ideas para su futuro. La creación de una factoría joven o su uso como cine fueron algunas de las propuestas que hubo sobre la mesa. Además, miembros de la asociación vecinal colocaron en el edificio varias pancartas en las que reclaman «un Madruelo compartido».

El colectivo apuesta por una fórmula mixta para su gestión, donde se busque un modelo sostenible en el que conviva lo público con lo privado.