El Ayuntamiento de Cáceres rectifica y mantiene su póliza privada a 161 funcionarios

Trabajadores municipales escuchan las explicaciones de los sindicatos en asamblea. :: lorenzo cordero/
Trabajadores municipales escuchan las explicaciones de los sindicatos en asamblea. :: lorenzo cordero

Los sindicatos suspenden su protesta de mañana en el pleno y se suscribirá un nuevo contrato para garantizar la cobertura sanitaria a los trabajadores mediante este sistema

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Sindicatos y funcionarios municipales tenían decidido tomar el pleno mañana y expresar su malestar con el equipo de Gobierno. La alcaldesa, Elena Nevado, se reunió con los representantes de los trabajadores el día 5 y les informó de los planes para integrar a 161 funcionarios en el Régimen General de la Seguridad Social. Perdían su cobertura sanitaria privada y el Ayuntamiento se ahorraba el coste de pagar esas pólizas. Las movilizaciones estaban a punto, pero no serán necesarias. El Ejecutivo local ha decidido rectificar y «pospondrá» el paso a la Seguridad Social de los profesionales procedentes de la antigua Munpal (Mutualidad Nacional de Previsión de la Administración Local). Fueron contratados antes del año 1993,

La mesa de negociación municipal escenificó ayer ese cambio de rumbo. Los funcionarios seguirán teniendo asistencia sanitaria privada. Fue el acuerdo al que se llegó en la mesa convocada por el Ayuntamiento. Esos 161 trabajadores mantendrán su cobertura por parte de empresas privadas. Detrás de los planes municipales para integrarles en la Seguridad Social, según indicaron representantes sindicales, prevalecían intereses económicos. El Ejecutivo local calculó que se ahorraba alrededor de 270.000 euros, tal y como informó a través de su servicio de comunicación el pasado martes. Entonces argumentó que buscaba «garantizar la igualdad de condiciones entre todos los funcionarios públicos». Ayer, por contra, el concejal de Recursos Humanos aludía a la voluntad de trabajar «por el consenso y por acercar posturas». Domingo Expósito señala que el objetivo es llegar a un punto de equilibrio entre los intereses del Consistorio y el beneficio de «todos» los trabajadores. Los que pertenecían a la Munpal reclamaban continuar bajo la cobertura privada de sus pólizas, que ha venido costeando el Ayuntamiento y que se seguirán financiando hasta que en el próximo mandato se tome una decisión.

La unidad de acción de UGT, Comisiones Obreras y CSIF ha permitido alcanzar un acuerdo que se ponía en duda hasta hace solo unos días cuando los sindicatos anunciaron esas movilizaciones. Estaban dispuestos a protestar por la decisión tomada por el equipo de gobierno y acudir en señal de descontento a la sesión plenaria de noviembre. Tras la marcha atrás en la decisión inicial, se desconvoca la protesta. Se espera que en los próximos días el Consistorio ponga en marcha la maquinaria administrativa para contratar de nuevo el servicio de protección asistencial y sanitaria de estos trabajadores a través de cobertura privada. El contrato suscrito en la actualidad expira el 31 de diciembre y, según detalló el Ayuntamiento, no es prorrogable. Ahora lo que se estudia es contratar uno nuevo que podría ser por un año. Ayer también se apuntó la opción de una prórroga adicional.

Se da el caso de algunos funcionarios que sí quieren pasar al Régimen General. Serían entre 15 y 20, según las primeras estimaciones. El Consistorio «pedirá a la Seguridad Social -confirma- que admita los casos particulares» de los que quieren ese cambio de régimen.

 

Fotos

Vídeos