Una fuerza imparable

Una fuerza imparable
PILAR PÉREZ PEÑA

Bajo la resaca del 8M, pienso en que hubo un tiempo en el que mi abuela materna con 11 años fue arrancada del seno familiar en el pueblo para servir en una familia adinerada en Cáceres a cambio de su manutención. Un poco después, finales de los cincuenta, mi abuela paterna crio a sus hijos en un chozo en el campo en condiciones infrahumanas; y lo mismo daba de mamar que cuidaba del ganado.

En la década de los 80, las mujeres tuvieron la oportunidad de asistir de forma masiva a la universidad pública en una democracia por fin consolidada, y por ende se facilitó la incorporación de la mujer al mercado laboral. Educadas en un sistema patriarcal y machista, hemos pagado con creces el compaginar el trabajo con las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, enfermos y mayores.

En los últimos años algo está cambiando, cada 8M se envuelve en un clamor reivindicativo a fin de que la palabra igualdad no suene hueca. Hombres y mujeres libres y sin miedo de todas las edades llenaron el centro de Cáceres el pasado viernes para pedir la igualdad, y por ejemplo, poder ser madres sin tener que renunciar a una carrera profesional. Pero además se escucharon gritos contra el techo de cristal, el acoso sexual y la violencia de género, entre otras muchas reivindicaciones. Lo que más desentonó en mi opinión fue ver tanta bandera morada con las siglas de los sindicatos.

Sin duda, el feminismo, que hoy en día no creo que sea ni de izquierdas ni de derechas y que por supuesto no va contra el hombre sino contra el machismo, es una fuerza imparable por el progreso, una lucha por la igualdad real de oportunidades y derechos entre el hombre y la mujer, y la no discriminación.

En la actualidad, hay riesgo de involución, y la fuerza de las mujeres con este movimiento es el mejor freno y derrota para el fascismo que está resurgiendo en muchas partes del mundo. En definitiva, este último 8M ha sido toda una lección, una respuesta a la ofensiva patriarcal que amenaza con recortar los derechos de la mujer en los últimos tiempos.