El equipamiento técnico del hospital de Cáceres deberá estar montado el 18 de enero

El consejero Vergeles muestra las instalaciones a la alcaldesa Nevado y al concejal de Urbanismo. :: j. rey/Jorge Rey
El consejero Vergeles muestra las instalaciones a la alcaldesa Nevado y al concejal de Urbanismo. :: j. rey / Jorge Rey

El Servicio Extremeño de Salud firma con Siemens el megacontrato de 28,5 millones para dotar el nuevo centro mediante un sistema de alquiler durante 10 años

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Los plazos ya han empezado a correr. El Servicio Extremeño de Salud (SES) y la Unión Temporal de Empresas (UTE) Siemens Healthcare SLU-Instrumentación y Componentes SA ya han firmado el contrato relativo al suministro y mantenimiento de aparatos y dispositivos médicos que se destinarán al nuevo hospital de Cáceres. Se trata de la principal adjudicación relacionada con el futuro centro, con un importe total de 28,5 millones de euros. La formalización se produjo el pasado 22 de octubre y a partir de esa fecha comienzan a computar los 10 años de duración del compromiso suscrito entre la administración regional y el adjudicatario.

También hay otro plazo en el horizonte. Ese mucho más cercano, confirma el SES. El próximo 18 de enero los técnicos de Siemens deberán tener instalado, montado y listo para su utilización ese paquete de nueva tecnología instrumental que hará posible que el hospital universitario cacereño sea una realidad. «Lo que pueda tardar la empresa en hacer ese trabajo es cosa suya, pero la fecha tope para que ese trabajo se haya realizado es el 18 de enero», corroboraron desde la Consejería de Sanidad este miércoles a consultas de HOY sobre este asunto.

Ese concurso relativo al suministro de equipos y su mantenimiento se ha desbloqueado tras resolverse el recurso presentado por una de las empresas, tal y como anunció el consejero de Sanidad, José María Vergeles, en su última visita a Cáceres.

Es una de las grandes licitaciones relativas al futuro centro, cuya apertura completa se ha anunciado para enero por parte de la Junta de Extremadura. Siemens aportará el material y equipamiento técnico para su funcionamiento mediante un arrendamiento sin opción de compra.

La licitación partía de un precio de 37,58 millones, pero la adjudicación definitiva, el pasado 10 de agosto, se produjo por 28,5 millones. El SES admite que gran parte de los actuales equipos médicos se encuentran «en situación de obsolescencia», por lo que se procede a su actualización.

Serán en total unos 300 equipos los que se pondrán a disposición del SES por parte de la empresa. Se consideran necesarios para el adecuado funcionamiento del hospital e irán destinados a diferentes especialidades como diagnóstico por la imagen, anestesiología y reanimación, aparato digestivo, neurocirugía, oftalmología, ORL, traumatología, cirugía y urología.

La cifra

9
millones de euros se ahorra el Servicio Extremeño de Salud (SES) con el contrato de arrendamiento de equipos para el hospital. La oferta de Siemens rebaja en 9.003.728 euros el precio base de la licitación, que era de 37,58 millones. La baja es del 24%.

«Construimos el futuro de la sanidad», presume la empresa en su página web oficial. En ella resalta cada uno de los servicios relativos a especialidades médicas, diagnóstico de imagen y distintos servicios que ofrece en esta materia.

La Junta de Extremadura sostiene que es una ventaja añadida la fórmula del alquiler, ya que se despreocupa de esta forma de la conservación de los equipos, que pasa a ser responsabilidad directa del adjudicatario. A ello se añade que los dispositivos que se aportan serán de tecnología punta, pero además se podrán renovar en el momento que se considere necesario.

La formalización de este contrato se suma a las adjudicaciones relativas al proceso de traslado logístico entre los distintos hospitales de la ciudad: del Nuestra Señora de la Montaña al nuevo y al San Pedro de Alcántara y desde este último al nuevo. Estaba previsto su inicio para el pasado día 1 pero en el SES inciden en un aspecto que ya fue abordado en su visita a Cáceres por el consejero Vergeles.

Se quiere abrir lo antes posible el hospital, pero no a costa de la seguridad. Sigue pendiente todavía la finalización de la obra relativa a la subestación eléctrica. «Mientras no esté concluida, no se puede hablar de fechas», asumen en el SES. Además, cuando esos trabajos se finalicen se procederá a ejecutar una prueba de la instalación. Si es positiva, la puesta en servicio llegaría antes de fin de año.

Magenta se compromete a ejecutarla obra del acceso principal en 6 meses

Más de 400.000 euros se ahorrará la Junta de Extremadura con el contrato de la obra del acceso principal al nuevo hospital. La licitación partía de 1,2 millones y la adjudicación final se ha resuelto en 805.33 euros.

Hay una disposición presupuestaria de 300.000 euros para 2018 y otros 505.000 para el año que viene. El plazo de ejecución está fijado en ocho meses, aunque el adjudicatario se compromete a realizar la obra en seis. Esa reducción de dos meses se incluye en una de las cláusulas del contrato que se firmó en Mérida el pasado 22 de octubre entre la Secretaría General de la Consejería de Infraestructuras y el Grupo Empresarial Magenta.

La reducción de plazos ha sido uno de los aspectos que permitió a la mercantil ser mejor valorada, al igual que la oferta económica. Esa actuación es fundamental para el hospital. De hecho, se considera imprescindible para que pueda abrir el centro. Sin embargo, los plazos no coinciden. El SES quiere que en enero el hospital ya funcione al completo y por entonces la obra del acceso principal no podrá estar terminada.

Aún sigue pendiente la adjudicación de su dirección y asistencia técnica. El presupuesto es de 85.928 euros. Quedan en liza dos ofertas, las de Exaco y Dopex SA y la de Invenio Consultores Ingenieros SL.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos