La Feria llena los días clave y el centro tiene tirón

Público en la caseta municipal durante el tributo a Manolo García, el sábado. :: armando méndez/
Público en la caseta municipal durante el tributo a Manolo García, el sábado. :: armando méndez

Los cacereños dejan atrás seis días de diversión en el Recinto Ferial y la ciudad suma adeptos en las tradicionales cañas de mediodía

Laura Alcázar
LAURA ALCÁZAR

Ayer se dieron los últimos coletazos a la feria en el Recinto Ferial donde se apuraban las pocas horas que quedaban para echar el cierre a San Fernando 2019 hasta mayo del año que viene.

Por las atracciones y puestos pasaron por la tarde numerosas familias con niños, dando las últimas vueltas en los coches de choque y en la noria, montándose en la 'Súper Tarántula' o haciendo el recorrido del 'Súper Mario Bros'. Esta última atracción, indicada para cualquier edad, está ambientada en el mítico videojuego de Mario, con un itinerario de trampas, juegos, tobogán o escaleras que vibran y se deslizan. «Es una atracción muy completa que le gusta a mucha gente», decía Paco Huertas de 13 años, hijo de uno de los responsables de la atracción. Los 'cacharritos' estuvieron en marcha pero el ambiente en las casetas decayó, y algunas comenzaron a desmontar sus instalaciones para recalar en pocos días en la Feria de Plasencia.

La de Cáceres concluía con una programación más ligera para digerir la frenética agenda de salidas, cañas, comida, música y baile de los seis días festivos. Por la mañana, 'Las aventuras de Gorgorito' en el Paseo de Cánovas y el espectáculo 'La Pirata de una sola pata' en la caseta municipal, cautivaron al público infantil. Y por la tarde, Juan Mora y Emilio de Justo hicieron vibrar a la afición taurina.

Las primeras noches en el ferial fueron flojas, sobre todo el día de la inauguración tras el encendido oficial. La mayor afluencia de gente se dio el jueves -víspera de fiesta- y los dos días del fin de semana, viernes y sábado, con todas las casetas abiertas. En este sentido, los responsables de las casetas han percibido que este año el público ha acudido con un poco más de retraso que otros «quizás por el calor que ha hecho», indicaba uno de los responsables de la caseta María Bonita, Youssef Bakhti. Si bien es cierto que la 'Feria de día' en el centro también le ha restado gente al ferial y a las casetas durante las primeras horas de la tarde.

Apurando las últimas horas de feria en los coches de choque.
Apurando las últimas horas de feria en los coches de choque. / A. M.

Feria de día

Pese a no tratarse de una feria como tal, sino de la unión de varios hosteleros para atraer clientela a sus locales durante las mediodías de los días festivos, la iniciativa se viene manteniendo -ajustada a la normativa municipal- y el centro de la ciudad también se llenó el jueves, viernes y sábado hasta más allá de las 19.00 de la tarde.

En Moret, Francis Refolio, del restaurante Corregidor, que junto al Alfonso IX, Lizarrán, Tapería Los Ibéricos y otros negocios se organizan cada año en la calle, agradeció el 'apoyo' de los cacereños. «Este año ha habido más movimiento, incluso gente de fuera, y desde que lo llevamos haciendo se está incrementando el consumo», afirmaba. «Nuestra ilusión sería que otros negocios se establecieran aquí y tener una oferta más amplia», manifestaba sobre los numerosos locales vacíos que hay en la calle.

En la zona de 'Los Obispos', Javier Blanco, propietario de Volapié y La Mafia, expresaba el sentir de algunos hosteleros del eje Ciriaco Benavente con Segura Sáez, tras unos días que han sido para ellos «muy concurridos». El deseo de los empresarios es que la organización de la feria parta del Ayuntamiento y se organice de manera conjunta con ellos «como hacen en Salamanca o Valladolid», con casetas en el exterior dotadas de cañeros, planchas y frigoríficos para servir bebidas, tapas y raciones. «En otros sitios hay una regulación que no consiste solo en cortar el tráfico y poner mostradores», sostenía y, añadía, «ofreceríamos un pincho con una caña a un precio cerrado». La idea es consolidar una 'Feria de día' «oficial».

El Ayuntamiento tiene un año para recoger o no este guante y estudiar el modelo de feria del hípico. Una feria que concentra la mayor afluencia de público el fin de semana y la víspera del festivo y que este año, además, ha contado con tan solo 13 casetas de gestión privada. Conseguir el equilibrio que beneficie y convenza tanto a feriantes como a empresarios del centro queda ahora en manos del gobierno que gestione la ciudad los próximos cuatro años.

Esgrima

En deportes, ayer se disputó en el Serrano Macayo la trigésimo tercera edición del Torneo Cáceres Patrimonio de la Humanidad de Esgrima que organiza el Club de Esgrima San Jorge, cuyo director técnico es Marcial León. En la categoría de espada femenina la ganadora fue Irene Dogliotti, del Club de Esgrima Gran Capitán de Salamanca y en la masculina, Jorge Rodríguez, de Madrid.

Noticias relacionadas

Momento del Torneo de Esgrima 'Patrimonio de la Humanidad'.
Momento del Torneo de Esgrima 'Patrimonio de la Humanidad'. / A. M.