«Es un fastidio, en el sorteo nos hemos quedado sin plaza en el colegio»

Momento del sorteo de plazas del segundo ciclo de Infantil, ayer en el colegio Alba Plata. :: JORGE REY/
Momento del sorteo de plazas del segundo ciclo de Infantil, ayer en el colegio Alba Plata. :: JORGE REY

Los centros escolares con más demanda asignaron esta semana las plazas de Infantil a las familias que empataron en puntos

LAURA ALCÁZAR

A las 17.00 de la tarde de este jueves se daban cita en el colegio Alba Plata de Cáceres un grupo de padres para presenciar el sorteo público en el que se les asignaría o no a sus hijos una de las siete plazas del segundo ciclo de Infantil (3-6 años) en las que se había dado un empate en puntos entre las familias, tras la valoración de los criterios de admisión fijados por la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura.

El trámite de adjudicación de plazas por sorteo en los casos en los que los niños obtienen la misma puntuación, lo han convocado los propios centros a través de las Comisiones Permanentes de sus Consejos Escolares. La delegación provincial de Educación tendrá conocimiento de los resultados una vez que las Comisiones de Escolarización publiquen las listas definitivas de admitidos y excluidos, que se harán públicas el 19 de junio.

En el Alba Plata, se introdujeron en una bolsa 14 papeletas –de los números 43 al 56– con el nombre del alumno en cada una de ellas. Las 14 familias habían empatado con los ocho puntos que se conceden por proximidad del domicilio al colegio. La docente con más antigüedad fue la encargada de ir sacando las papeletas y desvelando qué niños se matricularán en este colegio deseado por sus padres, y quiénes tendrán que conformarse con una vacante en la segunda o tercera opción señalada en la solicitud de admisión.

Manuel Parejo y Gloria Lourtau, padres de Alma, fueron unos de los desafortunados. Viven en Casa Plata y en su mismo bloque otros niños están escolarizados en el Alba Plata. Ese es el principal motivo por el que habían elegido el centro: poder conciliar sus horarios laborales con los escolares de la pequeña y disponer de la ayuda de otros padres. De ahí que la pareja no ocultara su frustración. «Nos sentimos mal, es un fastidio porque estamos solos, no contamos con la ayuda de abuelos y los vecinos podrían habernos echado una mano», se lamentaban. La segunda opción de estos padres es el colegio Dulce Chacón, que recibió 38 solicitudes para 44 plazas.

«Queríamos contar con la ayuda de los vecinos porque estamos solos»

«Queríamos contar con la ayuda de los vecinos porque estamos solos» MANUEL Y GLORIA, PADRES

«Tenía la referencia de mi sobrino que está muy contento aquí»

«Tenía la referencia de mi sobrino que está muy contento aquí» Beatriz Medina, MADRE

En el otro extremo estaba Beatriz Medina, que se mostraba especialmente «contenta» porque desde el principio tuvo claro que quería este centro para su hija. «Tengo la referencia de mi sobrino que está muy contento aquí y me interesaba por el bilingüismo», afirmaba.

El Alba Plata, con 50 vacantes y 60 solicitudes, es uno de los cinco centros de la ciudad con más demanda de plazas de las que han ofertado en el proceso de escolarización del próximo curso. Los otros colegios más solicitados han sido el Donoso Cortés, adscrito a la zona cuatro del mapa escolar de la ciudad, con 33 solicitudes para su aula de 25 alumnos; el Licenciados Reunidos, en el distrito seis, con 79 peticiones para 75 plazas; y dos colegios de la zona uno, el Diocesano y el Nazaret, que disponen ambos de dos unidades de 50 alumnos y fueron escogidos por 52 familias.

El Licenciados Reunidos Donoso Cortés han realizado el sorteo como un «mero trámite» porque la adjudicación de plazas la ha fijado el baremo. Mientras el Nazaret y el Diocesano, celebraron los sorteos la semana pasada.