El falso astigmatismo de El Greco, a ojos de un cacereño

El falso astigmatismo de El Greco, a ojos de un cacereño

El oftalmólogo Enrique Santos Bueso niega que pintase figuras alargadas por un defecto en la visión sino por su propio estilo

MANUEL M. NÚÑEZCÁCERES

Enrique Santos Bueso (Torrejoncillo, 1968), doctor en Medicina por la Uex, ha conseguido lo que millones de personas anhelan en su día a día laboral, aunar vocación y profesión. La primera tiene que ver con el arte y le viene de sus numerosas visitas en su etapa de universitario al Museo del Prado. Era a finales de los 80. Aún estudiante en Badajoz. Allí volverá el próximo lunes ya como un consumado especialista en Medicina familiar y Oftalmología. Ejerce en el hospital clínico San Carlos, de Madrid, y es profesor asociado de la Universidad Complutense. De esa unión entre profesión y afición, Medicina y Arte, surge una mezcla original que le llevó a publicar la obra 'Oftalmología en el Museo del Prado'. En ella repasa las enfermedades de la vista que se observan en los principales protagonistas de la pinacoteca.

En su conferencia del lunes 29 en la capital pacense abordará lo que considera una «leyenda urbana», el «falso astigmatismo» de Doménikos Theotokópoulos, el pintor fallecido en Toledo a principios del siglo XVII y que se caracterizó por inmortalizar figuras alargadas, extraordinariamente estiradas, hasta el extremo de definir un estilo propio y muy característico.

Pero ese alargamiento de los protagonistas de sus cuadros nada tenía que ver, según este facultativo de la Unidad de Neuroftalmología, con el astigmatismo. La teoría surgió en 1913 con un artículo titulado 'Por qué El Greco pintó como pintó'. Fue escrito por otro oftalmólogo, el aragonés Germán Beritens. Ahí surgió la polémica y hubo réplicas y contrarréplicas. El asunto fue abordado en la revista Archivos de la Sociedad Hispano-Americana de Oftalmología.

Los análisis del médico torrejoncillano coincidieron con el cuarto aniversario del centenario el fallecimiento de El Greco, en 2014. Es la llamada 'falacia de El Greco', en la que este autor demuestra lo que considera un error o una falsedad histórica al mezclar el astigmatismo con el estilo personal del pintor. De hecho, en un reportaje de HOY en relación a este asunto, Enrique Santos ya apuntó en 2016 que Doménikos Theotokópoulos pintaba así «porque quería» no porque tuviese un defecto en la córnea que provocase que viese deformadas las imágenes.

Conferencia

Santos Bueso pertenece al Grupo de Historia y Humanidades de la Sociedad Española de Oftalmología y ha desarrollado su labor profesional como especialista en Medicina familiar y Comunitaria en el hospital Infanta Cristina de Badajoz (ahora universitario) y en Neuroftalmología en el Hospital Clínico San Sarlos.

«El falso astigmatismo del Greco, más de 100 años después», abordará las claves de este amplio debate, que aún continúa desde el punto de vista del cirujano extremeño residente en Madrid. La conferencia será a las ocho de la tarde con entrada libre en el Colegio de Médicos de Badajoz.