El SES espera que los nuevos quirófanos en Cáceres funcionen al cien por cien desde esta semana

Imagen de una de las primeras hospitalizaciones del Universitario que se llevaron a cabo el pasado 28 de mayo. :: jorge rey/
Imagen de una de las primeras hospitalizaciones del Universitario que se llevaron a cabo el pasado 28 de mayo. :: jorge rey

Cinco niños han tenido que ser trasladados a Badajoz en los últimos quince días para ser sometidos a operaciones

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

La normalidad en el hospital Universitario de Cáceres (HUC) va instalándose poco a poco, aunque no dejan de sucederse incidencias en un recinto que vive su periodo de rodaje, ya que hace solamente dos semanas que se abrieron los servicios de urgencias y hospitalización.

Una de las quejas más extendidas estos días tiene que ver con varios casos de cirugía pediátrica traumatológica que han tenido que ser atendidos en Badajoz al no darse las condiciones en el nuevo recinto para llevar a cabo estas intervenciones. Desde el SES se informa de que se trata «de una situación coyuntural que obedece a una cuestión organizativa por la ubicación de los profesionales y la necesaria duplicación de materiales en los dos hospitales».

Según su propia estimación, se prevé que esta semana puedan llevarse a cabo todas las cirugías necesarias y resolverse esta situación, derivada del proceso de traslado entre los centros hospitalarios. El hospital Nuestra Señora de la Montaña continuará abierto hasta el mes de septiembre, mientras que el San Pedro de Alcántara continuará en uso hasta que se complete la segunda fase del Universitario, que aún no está presupuestada.

El SES califica los casos que han tenido que trasladarse de «puntuales», y cifra en cinco los traslados hasta el momento. Todos ellos tienen que ver con operaciones de traumatología. A pesar de que hay motivos que dificultan que se estén llevando a cabo estas intervenciones, también se aclara que «no hay que olvidar que el hospital de referencia regional para las intervenciones pediátricas es el Hospital Universitario de Badajoz, por lo que no se trata de una situación excepcional».

Durante el inicio de las nuevas funciones de hospitalización y urgencias de este hospital ya se habló también de la posibilidad de que pacientes hospitalizados tuvieran que desplazarse para hacerse pruebas concretas hasta que el nuevo centro esté dotado por completo.

Quirófanos

Según la información que proporciona el SES, los quirófanos del nuevo hospital están funcionando «a buen ritmo y aumentando progresivamente la complejidad de las intervenciones quirúrgicas». El centro cuenta con un total de 17 quirófanos que se han ido poniendo en marcha de manera progresiva

Desde que se completó el traslado el 28 de mayo ha habido 230 intervenciones quirúrgicas. La mayor parte de las cuales corresponden a intervenciones programadas mientras que 44 fueron de urgencia.

Todos los quirófanos están activos, pero su operatividad es variable según las programaciones, abunda el SES. Durante el día de ayer, por ejemplo, estuvieron operativos 10 quirófanos: siete de cirugía general y tres de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA).

Más allá de las funciones médicas que se desarrollan en el HUC, una de las demandas más urgentes es la dotación de servicios para los familiares de las personas que están ingresadas. A la espera de la puesta en marcha de la cafetería-restaurante, desde hace una semana, desde el pasado día 4, se cuenta con una cafetería provisional para el público que se encuentra situada en el hall del semisótano del Universitario y que palía una falta de servicios que se ve agudizada por la situación de aislamiento en la que se encuentra el hospital. Allí se pueden incluso tomar menús, platos calientes y no solamente los tentempiés o refrescos que pueden adquirirse en las máquinas. Durante el primer día de la hospitalización se proporcionó a los familiares bocadillos de forma gratuita para que la estancia fuera más agradable.

Se prevé que la cafetería, cuya obra ya se ha adjudicado, esté lista para agosto. Este servicio lo desarrollará la misma empresa que lleva la cafetería del San Pedro de Alcántara. Según explica el SES, el adjudicatario contaba con tres meses para ponerla en marcha, pero su intención es abrirla dentro de dos para dar servicio a los acompañantes de los pacientes del nuevo hospital, que cuenta con 222 camas, una cantidad que garantiza un considerable tránsito de personas, además de las que acuden a consultas externas, una función que se desarrolla desde el pasado mes de enero.

El Satse asegura que la gerencia del SES desoye sus quejas

El colectivo de enfermeros que representa el sindicato Satse continúa manifestando su malestar por cómo se ha llevado a cabo el traslado al Universitario. «Han contratado a dos empresas para hacer el traslado pero éstas han dejado las cajas allí y se han desentendido, quien está cargando el peso de organización y dejando atrás su atención al usuario es el personal», explica Javier Rubio, el representante de este sindicato en Cáceres, que lamenta que desde la gerencia del SES no se hayan tenido en cuenta sus quejas sobre el traslado. «Están diciendo que se está haciendo sin grandes problemas, pero es gracias al personal, que ha tenido hasta que cargar con cajas, llevamos 15 días para que nos reciban y no lo han hecho», explica Rubio con indignación, mientras señala también como problema grave que no se estén cubriendo las bajas que se producen en el nuevo hospital.