Entregan 12.327 firmas en el Palacio de Justicia de Cáceres que piden indultar a los hosteleros de La Madrila

Miembros de la Plataforma, con cuatro madres de condenados, antes de entregar las firmas. /L. Cordero
Miembros de la Plataforma, con cuatro madres de condenados, antes de entregar las firmas. / L. Cordero

El que recibió la mayor condena de los once ya ha solicitado el perdón, pero dice que no tiene dinero para indemnizar a los afectados

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

'Yo también hice ruido en La Madrila' es el nombre de la plataforma ciudadana que este martes acudió al Palacio de Justicia de Cáceres para hacer entrega de 12.327 firmas de personas que piden que los once hosteleros condenados por el caso del ruido en La Madrila no vayan a la cárcel.

La plataforma surgió a finales del mes de julio tras conocerse la sentencia de la Audiencia Provincial, que prácticamente confirmaba la del Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres, que condenaba a la exalcaldesa Carmen Heras y al exconcejal Carlos Jurado a un año y nueve meses de prisión, a diez hosteleros a dos años y tres meses de cárcel, y a otro más a dos años y nueve meses. La sentencia ya es firme y por lo tanto supone el ingreso en prisión de los que tienen condenas superiores a dos años, es decir, de los once hosteleros.

Más información

Para los representantes de la plataforma 'Yo también hice ruido en La Madrila' la sentencia es desproporcionada, «no por las indemnizaciones a cubrir, pero sí por el ingreso en cárcel de personas que no son delincuentes». También ven injusto que se culpe a 13 personas del problema del ruido en este lugar de la ciudad de Cáceres, cuando el problema es, según ellos, de hace 40 años y lo han provocado miles de personas.

La Plataforma, que cuenta con 5.925 seguidores en Facebook, apareció bajo el lema: «me declaro cómplice y, por tanto, culpable de los ruidos de La Madrila de los últimos 40 años. Condénenme, junto con miles de jóvenes de aquella época, y repartan entre todos nosotros los años de cárcel a los que han castigado injustamente a hosteleros y políticos». Durante tres meses han estado recogiendo firmas para pedir el indulto parcial de los hoteleros, para que el Gobierno les rebaje la pena hasta los dos años, evitando así su ingreso en prisión. De las 12.327 firmas entregadas este martes, 9.908 las recogieron en diferentes mesas en la calle y 2.419 en la plataforma Change de internet.

Piden perdón

En un comunicado entregado este martes a los medios de comunicación, se señala que los hosteleros condenados utilizan la Plataforma para pedir disculpas a todos los afectados. En el acto de la entrega de las firmas estaban cuatro madres de hosteleros condenados.

En la actualidad, una vez que la Audiencia Provincial ha resuelto los recursos presentados a la sentencia del Juzgado de lo Penal, ya no cabe más recurso y la sentencia pasa a ser firme. Tras resolver aclaraciones a la sentencia de la Audiencia, el procedimiento ha ido a parar nuevamente al Juzgado de lo Penal número 2 para ejecutar la sentencia.

Dentro de unos días se espera que el Juzgado anuncie a los hosteleros que tienen que ingresar en prisión, y será entonces cuando los abogados pidan que no se ejecute la sentencia ya que van a solicitar el indulto al Gobierno.

Para facilitar el indulto, además de pedir perdón, los hosteleros han pagado las indemnizaciones a los vecinos afectados que se han personado en la causa con la asociación Cacereños Contra el Ruido.

No todos han pagado. Quien no lo ha hecho ha sido el que ha tenido la mayor condena, la de dos años y nueve meses de prisión. Se trata de Abel G. R., que tuvo desde diciembre de 2008 a agosto de 2009 el pub 'Tacones', el que se considera que generó más daños a los vecinos.

Abel había declarado durante el juicio que él no tenía ningún estudio y no sabía nada, acusando a la que entonces era su pareja, que es abogada. Abel dijo que ella era la titular de la licencia del pub y que si él firmó el contrato de alquiler del local fue porque se lo dijo ella. La que entonces era su pareja fue investigada, pero se archivó su posible implicación al haber prescrito el supuesto delito al transcurrir más de cinco años.

No paga 10.900 euros

La abogada de Abel, Rosa Grave, ha indicado al Diario HOY que su cliente no ha pagado las indemnizaciones a vecinos afectados ya que no tiene dinero. No obstante ya ha pedido el indulto al Gobierno, presentando la petición en la Subdelegación del Gobierno. La indemnización que tenía que abonar es de 10.900 euros.

Hay otros abogados que esperan a pedir el indulto cuando el Juzgado de lo Penal número 2 pida la ejecución de la sentencia, y han indicado que tienen tres días para ello. En el trámite, tanto el tribunal que les condenó como el ministerio fiscal tienen que decir al Gobierno si son partidarios o no del indulto.

 

Fotos

Vídeos