La empresa de la mina de Cáceres recuerda que la ley le permite pedir directamente el permiso a la Junta

Prespecciones en Valdeflores en enero de 2018./LORENZO CORDERO
Prespecciones en Valdeflores en enero de 2018. / LORENZO CORDERO

La Junta reconoce la legalidad de este 'atajo' administrativo mientras la empresa cae casi un 20% tras volver a cotizar en la bolsa australiana

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSCáceres

Infinity Lithium se plantea tomar un 'atajo' administrativo tras la decisión de la Junta de Extremadura de anular su solicitud de explotación de una mina de litio en Valdeflores por un defecto de forma y devolver el expediente a la fase de exposición pública. La compañía australiana publicó durante la madrugada del martes al miércoles (hora española) un anuncio dirigido al mercado de valores de ese país en el que indicaba que, según le han comunicado sus asesores legales, la ley española de minas permite solicitar directamente la concesión de la explotación sin necesidad de volver a obtener el permiso de investigación previo, que ha sido anulado por el ejecutivo autonómico por no salir en su momento a exposición pública. Podría hacerlo en cuanto complete el estudio de viabilidad que está ultimando sobre la producción de hidróxido de litio en el yacimiento cacereño.

La Consejería de Economía e Infraestructuras confirmó este miércoles que, efectivamente, la actual ley de minas «contempla la posibilidad de que una empresa solicite una concesión de directa de explotación de yacimientos mineros». En ese caso no sería necesario el permiso de investigación, lo que permitiría a los promotores ganar mucho tiempo.

Infinity Lithium indica en su anuncio que, en este momento, mantiene abiertos tanto el camino directo como el indirecto, y próximamente decidirá por cuál se decanta teniendo en cuenta tanto la ganancia potencial de tiempo como las posibilidades de éxito.

El anuncio de Infinity se produce después de que las acciones de la empresa volvieran a cotizar en el mercado australiano de valores ASX tras dos días suspendidos por petición propia. Lo hicieron con una caída del 19,7%, lo que refleja claramente la desconfianza del mercado ante la incertidumbre que envuelve en estos momentos el proyecto minero de Valdeflores, del que la empresa participa en un 75%. El otro 25% lo tiene Valoriza Minería.

En un intento de tranquilizar a los inversores, Infinity añade en su anuncio público que en las últimas horas ha recabado el apoyo expreso al proyecto de diversas asociaciones empresariales relacionadas con la fabricación de baterías de litio y con la industria del automóvil, así como de la propia Junta de Extremadura, de la que dice que les ha manifestado su voluntad de estar «a la entera disposición» del proyecto de Valdeflores «para colaborar, clarificar y acompañar a la empresa a través del procedimiento administrativo».

El gobierno autonómico matizó a HOY que su posición no ha variado y que en este caso «es la misma que para cualquier otro proyecto que se presenta en la administración, esto es, cumplir la ley». Recordó que la Junta «tiene la obligación de dar curso al procedimiento administrativo, independientemente de que el resultado final pueda ser favorable o desfavorable», y que en ese sentido «no caben valoraciones subjetivas de ningún tipo».

Más información