Una empresa de Cáceres debe pagar 3.000 euros y readmitir a un repartidor despedido

Una empresa de Cáceres debe pagar 3.000 euros y readmitir a un repartidor despedido

Se quedó sin empleo tras sufrir un accidente de moto que le mantuvo en situación de incapacidad temporal durante más de un mes

El Juzgado de los Social nº 1 de Cáceres ha condenado a la empresa Mission Box SL a abonar 3.000 euros en concepto de indemnización y a readmitir a un trabajador que ejercía como repartidor de comida a domicilio, tras sufrir un accidente de moto que le mantuvo en situación de incapacidad temporal durante más de un mes.

La sentencia, del pasado 12 de abril, a la que ha tenido acceso Europa Press, también obliga a la compañía a abonar al trabajador el salario correspondiente desde la fecha del despido, declarado nulo por el tribunal, que tuvo lugar el pasado 22 de octubre.

En concreto, percibía un salario de 429,35 euros mensuales, incluido el prorrateo de las pagas extras, por 20 horas de trabajo semanal, de acuerdo con el convenio colectivo nacional de mensajería, por lo que debería percibir otros 2.500 euros aproximadamente.

El tribunal considera probado que el día 16 de septiembre de 2018 el actor sufrió un percance mientras conducía el ciclomotor durante el desempeño de su trabajo, quedando en situación de incapacidad temporal por esa razón hasta recibir el alta el 22 de octubre de 2018, si bien la empresa lo despidió el 26 de septiembre.

La empresa condenada, Mission Box, se ocupaba de repartir a los clientes las comidas elaboradas por terceros con los que contrató el transporte en la plataforma Just Eat.