Doble revés judicial al Ayuntamiento de Cáceres en sus litigios con las concesionarias

El gerente de Canal, José Luis Castaño, con la alcaldesa Elena Nevado y la concejala Montaña Jiménez./HOY
El gerente de Canal, José Luis Castaño, con la alcaldesa Elena Nevado y la concejala Montaña Jiménez. / HOY

El juez rebaja en cerca de 300.000 euros la segunda sanción impuesta a Canal y anula las resoluciones sobre deficiencias del servicio imputadas a Acciona

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Varapalo judicial al Ayuntamiento de Cáceres. La concesión del agua ha sido una fuente inagotable de quebraderos de cabeza para el equipo de Gobierno en los últimos años. La adjudicación del concurso cambió de manos precisamente por una resolución en tribunales. Acciona entendió que no se valoró correctamente su oferta y el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJ) le dio la razón. La mercantil estuvo tres años al frente del servicio, hasta que en abril de 2015 Canal recuperó la gestión por 24 años.

Los litigios desde entonces se suceden. Hasta ahora al Consistorio no le había ido mal en la vía judicial. Sin embargo, en solo cuatro días se le han acumulado los contratiempos con un doble revés del mismo juzgado, el Contencioso-Administrativo número 1 de Cáceres.

En un fallo del 8 de noviembre estima parcialmente un recurso de Canal de Isabel II y rebaja la sanción que le impuso el pleno por incumplimiento de contrato. Era de más de 400.000 euros y se queda en 116.004. Solo cuatro días después, el 12, el magistrado estima otro recurso, en este caso de la anterior concesionaria Acciona, a la que se reclamaban 804.000 euros por deficiencias del servicio en un expediente que en su día se incluyó en la liquidación realizada.

El Ayuntamiento tuvo conocimiento este viernes en Junta de Gobierno de ambas sentencias. En las mismas se tienen en cuenta argumentos de las dos empresas responsables de la concesión del servicio de agua en los últimos años.

Se rechaza la sanción por incumplimiento del contrato y de los pliegos de condiciones impuesta a Canal de Isabel II, que fue la máxima prevista en la normativa. Los técnicos municipales habían fijado la cantidad de 126.000 euros. La Inspección de servicios había detectado incumplimientos calificados como graves y proponía 13 multas. Eran nueve de 6.011 euros, tres más de 12.002 euros y una principal de 36.000. Esta última tenía que ver con una oferta realizada de 97 puestos de trabajo más el del gerente, mientras que la mercantil tenía 11 menos. Había reiteración en el incumplimiento y se añadía que algunos trabajadores de Cáceres prestaban servicio en la concesión de Monroy.

No obstante, frente a esa propuesta sancionadora, la comisión de Contratación cambió el dictamen y se fue al máximo en octubre de 2017. Nada menos que cerca de medio millón de euros.

El pleno municipal lo aprobó por unanimidad. Era el «máximo permitido al considerarse como de carácter grave», informó el Consistorio. En la sentencia del pasado día ocho se estima parcialmente el recurso interpuesto por Canal de Isabel II y se anula la resolución recurrida en la cuantía de las penalidades impuestas que se fijan finalmente en 116.004 euros. Es decir, el juez enmienda la plana a los concejales. El portavoz municipal, Rafael Mateos, informó este viernes que no está previsto recurso.

El mismo juzgado estima el recurso contencioso administrativo interpuesto por la mercantil Acciona contra una resolución municipal que valoraba en más de 800.000 euros las deficiencias en el cumplimiento del contrato. Se alude a partidas como contadores, utillaje, servicio de información geográfica y existencias. El juez no entra en el fondo del asunto pero acepta los argumentos de la empresa ya que no se siguió el procedimiento legalmente establecido en la puesta en marcha del expediente. Rafael Mateos sostiene que el mismo no ha caducado, por lo que se retomará y volverán a iniciarse las diligencias.

El Ayuntamiento ya impuso otra sanción a Canal de 113.000 euros. La empresa acudió al juzgado, pero en aquella ocasión sin éxito. Acciona, por su parte, reclamó 10 millones de compensación por perder el contrato de Cáceres. El juez desestimó su pretensión y la condenó en diciembre de 2016 a pagar 3,77 millones al Consistorio.

Los incumplimientos de canal y las sanciones

Trabajadores.
11 profesionales menos. Multa de 36.000 euros.
Vehículos.
Ofertó 41 y tenía 33. De 36.000 euros a 10.000.
Dependencias.
Se exige una sede de 1.400 metros cuadrados. Multa de 6.001 euros.
Medios técnicos.
De 36.000 a 3.000 euros. Falta justificación.
Plan de explotación del abastecimiento.
Se anula.
Plan director.
6.001 euros.
Atención al cliente.
10.000 €.
Balance hidráulico.
3.000 €.
Plan de gestión.
10.000 €.
Saneamiento.
10.000 €.
Control de vertidos.
10.000 €.
Plan de información.
6.001 €.
Obras.
6.001 €.
 

Fotos

Vídeos