La Diputación de Cáceres convoca ayudas de 2,3 millones para actividades culturales y deportivas

REDACCIÓN

En el marco del Plan Activa Cultura 2019, dirigido a los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, así como a las diferentes entidades locales menores, la Diputación de Cáceres ya ha publicado las bases y convocatoria para acceder a estas subvenciones, que cuentan con una dotación presupuestaria global de 2,3 millones de euros para el presente ejercicio entre los meses de enero y diciembre. Una cuantía ya contemplada en los presupuestos provinciales aprobados el pasado mes de noviembre.

Así lo recogió ayer el Boletín Oficial de la Provincia, donde ya pueden consultarse todos los trámites burocráticos necesarios para acceder a estas ayudas públicas en pro del desarrollo cultural y deportivo de la provincia cacereña.

Según explica la institución provincial, las solicitudes deberán presentarse en la sede electrónica de la Diputación, concretamente en la dirección web 'sede.dip-caceres.es'. El plazo límite para rellenar los formularios telemáticos expirará este próximo día 31 de enero. Cabe destacar que estas ayudas serán prepagables en su totalidad y la justificación de las mismas habrá de realizarse después del cobro, hasta el 31 de marzo.

Otro requisito al que tendrán que hacer frente los ayuntamientos que quieran beneficiarse de este programa versa sobre el cumplimiento del compromiso adoptado en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

Con esta iniciativa se pretende financiar determinadas actuaciones culturales y deportivas para promocionar estas dos vertientes en el ámbito rural de la provincia. Precisamente, la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, mostró su satisfacción hace unas semanas cuando, al hacer balance del pasado año 2018, reconoció que la práctica totalidad de los proyectos pertenecientes al Plan Activa 2019, alrededor del 95 por ciento, estaban ya en redacción: «Esto nos permitirá poder comenzar a ejecutarlos en los primeros meses del año, al contrario de lo que ha ocurrido en ejercicios anteriores, cuando la redacción no comenzaba hasta enero o febrero», dijo.