Detectan los dos primeros casos de picudo rojo en Cáceres capital

Palmera de la Plaza de América donde se ha detectado la presencia del picudo rojo. :: armando méndez/
Palmera de la Plaza de América donde se ha detectado la presencia del picudo rojo. :: armando méndez

El Ayuntamiento tratará las palmeras donde ha aparecido el escarabajo, situadas en la Plaza de América y Las Capellanías

C. M. CÁCERES.

El picudo rojo ya está en Cáceres capital. El escarabajo que está diezmando la población de palmeras en gran parte de España ha sido detectado en dos de estos árboles, uno de ellos situado en una isleta de la Plaza de América y el otro en el polígono industrial Las Capellanías. El Ayuntamiento confirmó ayer la existencia de ambos focos y anunció que adoptará las medidas recomendadas para tratarlos.

Lo primero que debe hacer el Ayuntamiento es comunicar la existencia del picudo rojo al servicio de Sanidad de la Junta de Extremadura. El tratamiento consiste, inicialmente, en llevar a cabo una «cirugía arbórea» para acceder al cogollo situado en la parte alta de la palmera. Después se realiza en ese cogollo un tratamiento con insecticida. A partir del momento en el que se detecta el picudo, es necesario regar con insecticida la palmera cada 45 o 60 días.

El Rhynchophorus Ferrugineus, más conocido como picudo rojo, es un tipo de escarabajo de color rojo oxidado con manchas negras que se alimenta y vive en el interior de las palmeras. Es muy difícil detectarlo a simple vista en estados incipientes, por lo que cuando aparece el daño causado suele ser irreversible. Es tan nocivo que normalmente ocasiona la muerte a las plantas. En España apareció por primera vez en 1995 en Granada y Canarias. De rostro alargado y curvado en la fase adulta, mide entre dos y cinco centímetros. Tiene un prominente pico, de ahí su nombre.

Cuando las larvas crecen, van desplazándose y avanzando hacia el interior de la palmera. Esta es la fase biológica más dañina, porque ataca directamente la zona de crecimiento de esta planta. Llegan a perforar galerías de más de un metro de longitud en los troncos. Cuando un palmeral está infestado, cambia su color a amarillento y sus hojas se marchitan.

El grupo municipal de CáceresTú criticó ayer que el gobierno municipal no haya llevado a cabo medidas preventivas y de control contra el picudo rojo. Recordó que en abril de 2017 el pleno aprobó por unanimidad una moción en la que se instaba a poner en marcha esas medidas, lo cual no se hizo. «Se aprueban las mociones para quedar delante de la ciudadanía, pero no se hace nada para ponerlas en práctica», lamentó CáceresTú.

Este grupo político considera que la confirmación del picudo rojo en la ciudad «supondrá un grave problema, ya que posiblemente aparecerán más, cuando se podría haber evitado tomando las medidas preventivas con un coste económico menor». De hecho, aseguran que la prevención es más barata, ya que «puede suponer unos 300 euros anuales», mientras que el coste de quitar el ejemplar infectado es de «entre 1.000 y 2.000 euros».

CáceresTú acusa además al gobierno local de no haber hecho caso a la propuesta de que se hicieran extensivas las recomendaciones de las medidas de prevención a los propietarios particulares de palmeras.

 

Fotos

Vídeos